Sindicato Teamsters busca finalizar huelga cuando aumenta apoyo para los trabajadores de almacenes Hunts Point en la ciudad de Nueva York

por Daniel de Vries
23 enero 2021

El presidente Daniel Kane del Local 202 del sindicato Teamsters les dijo a los trabajadores del mercado Hunts Point la noche del jueves que las negociaciones con los operadores reanudaron y dejaron en claro que el sindicato está preparado para imponer un acuerdo que abandonó su miserable demanda de un aumento de $1 por hora.

Después de un año brutal en el que se enfermaron cientos de trabajadores del mercado Hunts Point y al menos seis fallecieron por COVID-19, aproximadamente 1.400 trabajadores de los almacenes y transportistas han estado luchando por cinco días para conseguir el aumento salarial.

Un piquete de huelga en el Hunts Point Market, 19 de enero de 2021 (WSWS Photo)

En sus declaraciones del jueves, Kane abandonó efectivamente la demanda del aumento de un dólar. “No se equivoquen, el premio es ese contrato que hemos conocido toda la vida”, dijo Kane. “Una victoria para nosotros es mantener nuestro contrato y conseguir un aumento mejor que el que intentaron imponernos y que nuestro sindicato siga avanzando”.

Y continuó: “Si más gente ve que has conseguido algo más que tus 32 céntimos porque has luchado, dirán: 'quizás yo pueda hacer eso'“, continuó. “Por favor, créanme, algo más importante que cinco centavos aquí o allá, es lo que ustedes hicieron”.

Para el ejecutivo de los Teamsters, el hecho de que un trabajador reciba “cinco centavos aquí o allá” es de poca importancia mientras el aparato sindical proteja sus propios intereses financieros. Hijo de un vicepresidente de Teamsters International muy bien pagado, Kane se embolsó el año pasado al menos 214.190 dólares, casi seis veces los ingresos de los trabajadores en huelga, cuyo salario medio es de 37.000 dólares al año, más o menos el umbral de pobreza para una familia de cuatro miembros en una de las ciudades más caras del mundo. En cuanto al presidente de los Teamsters, James P. Hoffa, recibió 409.000 dólares, más de 10 veces lo que gana un trabajador de Hunts Point con su trabajo agotador.

Kane aplaudió el regreso de las negociaciones el miércoles con las empresas como una victoria en sí, a pesar de que los empresarios afirman que nunca tuvieron la intención de detener las negociaciones.

En el momento de escribir este artículo, el sindicato no ha anunciado todavía un acuerdo provisional. Los trabajadores en huelga que hablaron con el WSWS esperan que el acuerdo pueda llegar tan pronto como el viernes por la mañana.

Los trabajadores deben detener esta traición. Un comité de huelga de base, elegido democráticamente por los propios trabajadores, debe arrebatar la dirección de la huelga y las negociaciones de las manos de los Teamsters y luchar por la expansión de la lucha en toda la ciudad y más allá. Los trabajadores deben exigir un aumento salarial del 40 por ciento para compensar más de una década de caída de los salarios reales, junto con beneficios de atención médica totalmente financiados y vacunas inmediatas.

La decisión del sindicato de aceptar cualquier acuerdo podrido que pueda conseguir y acabar la huelga se debe al miedo de desencadenar un movimiento más amplio de trabajadores. Las tensiones sociales que se han acumulado durante el último año, además de décadas de creciente desigualdad social, amenazan con quebrantar el control no solo de los sindicatos, sino de todo el Partido Demócrata, incluida la Administración entrante de Biden.

La ira masiva está hirviendo en la ciudad, que ha perdido a 26.000 personas durante la pandemia, incluso cuando el mercado de valores, alimentado por el rescate gubernamental de Wall Street, se ha disparado. Esto ha aumentado el patrimonio neto de los milmillonarios de la ciudad, entre ellos Michael Bloomberg, Jamie Dimon de JP Morgan y Donald Trump, en $81.000 millones, hasta un total de $600.000 millones.

A lo largo de la última década, el Local 202 de Teamsters ha aceptado una concesión tras otra, incluyendo un sistema salarial de dos niveles, en el que los nuevos contratos cobran $2 menos por hora, y una contribución semanal de $20 para el seguro médico. En 2015 y 2018, el sindicato aceptó aumentos minúsculos que dejaron a los trabajadores más rezagados en sus pagos mientras los costos de alquiler, comida y transporte seguían aumentando. Los Teamsters estaban preparados para aceptar otro contrato entreguista. Pero esta vez, los trabajadores rechazaron la mentira de que no había dinero y dijeron: “¡No!”.

La postura adoptada por los trabajadores de Hunts Point ha inspirado a millones de trabajadores de la ciudad de Nueva York y de otros lugares que se identifican con la lucha de estos trabajadores esenciales por la dignidad y la igualdad. Una tripulación de operadores ferroviarios de CSX se negó a cruzar la línea de piquete de huelga para entregar un transporte de mercancías al mercado el miércoles. Los trabajadores también lograron rechazar las entregas de camiones, a pesar de una operación respaldada por la policía de Nueva York para romper la huelga.

Un educador de Manhattan tuiteó: “La huelga #HuntsPointStrike es un gran problema. La policía de Nueva York ha agredido a los trabajadores en huelga y los arrestó hace unas noches. En el momento en que fueron liberados, ¡volvieron directamente al piquete!

“La acción de las bases es la única solución a esta supresión”, añadió. “Como profesor de la escuela pública, sé lo poco que le importan a la dirección del sindicato los problemas de la clase trabajadora, pero espero que los miembros de las bases muestren algo de solidaridad”.

Los trabajadores de salud también han acudido en apoyo. Un grupo de residentes del Hospital Montefiore del Bronx se unió al piquete el jueves.

Lisa, una enfermera mal remunerada del Bronx, dijo al WSWS: “Nuestra lucha en la clase trabajadora es la base de la sociedad aquí en EE.UU. y en todo el mundo. Somos nosotros los impulsores orgánicos”. Se unió al Comité de Seguridad de Base los Educadores de Nueva York para apoyar una resolución que pide la más amplia movilización en una lucha común con los huelguistas de Hunts Point. “¡Debemos preparar una huelga general para ganar! La redistribución de la riqueza es absolutamente necesaria”, dijo.

El alcalde De Blasio también está obligando a los profesores y alumnos a volver a las escuelas, con la ayuda del sindicato United Federation of Teachers, a pesar de que ha habido más de 4.000 nuevos casos desde que las escuelas reabrieron a principios de mes.

Periklis Spanos, un conductor de autobús escolar de la ciudad de Nueva York, dijo al WSWS: “Los Teamsters están tratando de traicionar a los trabajadores como lo hizo el sindicato Amalgamated Transit Union con nuestra huelga de autobuseros escolares en 2013. Yo y mis compañeros huelguistas autobuseros terminamos pagando por la huelga con una reducción en nuestros salarios y beneficios. Luego, en los futuros contratos, de acuerdo con el patrón, el sindicato acordará un poco menos cada contrato, por lo que los trabajadores están terminando con realmente menos.

“Las acciones pequeñas no funcionan. En lugar de acciones aisladas, como ocurrió con los autobuseros escolares, Spectrum, incluso con los trabajadores de GM, necesitamos una acción colectiva para los huelguistas de Hunts Point. El sindicato no lo hace. Estoy apoyando al Comité de Seguridad de los Educadores que dice que las filas deben organizar esto por sí mismas, formar comités para luchar por los números para conseguir una huelga general.

“Todos los trabajadores deberían estar a favor de unirse a esto porque todos los trabajadores se enfrentan a los mismos problemas. Para los conductores de autobuses escolares y todos los trabajadores, tal huelga es también una medida de seguridad para conseguir el cierre por la pandemia hasta que sea seguro. La demanda avanzada por una huelga debería ser la de conseguir el dinero suficiente para que todos los que deben quedarse en casa durante la pandemia puedan permitírselo”.

Los sindicatos se oponen a esta lucha y la han aislado deliberadamente. El Local 359 del sindicato United Food and Commercial Workers ni siquiera ha convocado a cientos de sus miembros sindicales en el Hunts Point Cooperative Meat Market y en el New Fulton Fish Market, por no hablar de los trabajadores de las tiendas de comestibles de toda la ciudad.

Los ejecutivos sindicales están tratando de estrangular la huelga porque temen que pueda convertirse en un catalizador de un movimiento más amplio de la clase trabajadora, que rápidamente se convertiría en un conflicto directo no solo contra De Blasio y el gobernador Cuomo, sino con la Administración entrante de Biden. Por eso han llevado a los piquetes a un desfile de demócratas, incluida la congresista y miembro de los Socialistas Demócratas de América (DSA), Alexandria Ocasio-Cortez. Estos no son los “amigos” de los trabajadores en huelga, sino del alcalde Bill de Blasio, que desplegó a sus policías para detener a los trabajadores en huelga.

Los trabajadores de Hunts Point no pueden librar esta lucha solos. Pero deben tomar la conducción de la lucha en sus propias manos formando un comité de huelga de base, independiente de los Teamsters y otros sindicatos para ampliar la huelga. El comité debe llamar a la acción colectiva de la clase obrera en toda la ciudad para exigir salarios dignos y una verdadera protección para los trabajadores esenciales, junto con el cierre de las escuelas y los negocios no esenciales, con la protección total de los ingresos de los trabajadores y las pequeñas empresas, hasta que la pandemia esté bajo control.

Hay que preparar una huelga general política para conseguir estas reivindicaciones y una amplia redistribución de la riqueza que garantice la vacunación para todos y la ampliación de las medidas de salud pública.

El principio más básico de esta lucha es que las medidas necesarias para hacer frente a la inmensa crisis sanitaria, económica y social no deben basarse en lo que los multimillonarios y los políticos controlados por las empresas dicen que pueden pagar. Deben basarse en lo que necesitan los trabajadores y la sociedad en su conjunto, no en las ganancias de los ricos.

Para saber más sobre los comités de base y para unirse a la lucha por construir nuevas organizaciones de lucha de la clase trabajadora, contáctanos hoy mismo.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 21 de enero de 2021)