Amazon Web Services ofrece a las empresas nuevas herramientas para espiar a los trabajadores

por Erik Schreiber
14 diciembre 2020

A principios de este mes, Amazon Web Services (AWS) presentó cinco servicios que utilizan inteligencia artificial y aprendizaje automático para monitorear los procesos industriales y el personal. La compañía está promoviendo estos servicios, que incorporan sensores y tecnología de visión por computadora, como herramientas que permiten a los fabricantes y almacenes mejorar la eficiencia, mantener la seguridad en el lugar de trabajo. Pero el peligro es muy real de que estos servicios se utilicen para identificar, monitorear y tomar represalias contra los trabajadores que intenten organizar acciones laborales en sus lugares de trabajo.

Oficina de Amazon Web Services en Houston, Texas (Wikipedia)

AWS, una subsidiaria del gigante del comercio electrónico Amazon, ofrece plataformas de computación en la nube e interfaces de programación de aplicaciones para empresas y Gobiernos. La compañía reportó ingresos de $35.03 mil millones en 2019.

Dos de los nuevos servicios, Amazon Monitron y Amazon Lookout for Equipment, se enfocan en maquinaria. Amazon Monitron está diseñado para detectar anomalías en los equipos y predecir cuándo se necesitará mantenimiento. Amazon Lookout for Equipment permite a los usuarios enviar datos de sensores a AWS para análisis y predicciones de fallos de equipos.

Los servicios más insidiosos son AWS Panorama Appliance, AWS Panorama Software Development Kit (SDK) y Amazon Lookout for Vision. Los clientes pueden instalar AWS Panorama Appliance para agregar capacidades de visión por computadora a sus sistemas de cámaras existentes. El dispositivo interactúa con las cámaras del cliente y analiza las transmisiones de video en busca de actividad extraña. Para realizar este análisis, el dispositivo utiliza modelos de visión por computadora que previamente han sido entrenados para analizar la fabricación, la construcción y otras industrias, según un comunicado de prensa de AWS.

La compañía dice que el aparato puede garantizar la seguridad laboral al monitorear el distanciamiento social y hacer cumplir el uso de equipo de protección personal. Pero las empresas utilizarán AWS Panorama Appliance para salvaguardar sus ganancias. Sin duda, los modelos de visión por computadora que utiliza el aparato pueden ser “entrenados”, si no lo han sido ya, para detectar a los trabajadores que hacen cosas “sospechosas” como hablar entre ellos discretamente o pasarse literatura.

El AWS SDK permite a los fabricantes construir sus propias cámaras y entrenar sus propios modelos de visión por computadora. Amazon Lookout for Vision analiza las imágenes que los clientes le envían y les alerta sobre defectos en productos o piezas de máquinas. Aunque se promociona como un servicio de control de calidad, también podría estar dirigido a identificar el comportamiento “raro” de los trabajadores.

La gerencia de Amazon es consciente de que la bien merecida reputación de la empresa en cuanto a vigilancia y represalias en el lugar de trabajo podría contribuir a una reacción pública contra sus nuevos servicios, y la empresa está ansiosa por disipar tales preocupaciones. “AWS Panorama no incluye ninguna capacidad de reconocimiento facial preempaquetado”, dijo un portavoz de Amazon a Business Insider. Incluso si esta afirmación es cierta, no tranquiliza a los trabajadores. De hecho, incluso si una computadora no reconoce a un trabajador en la cámara, su supervisor lo hará.

Amazon tiene una división completa, el Centro de Operaciones de Seguridad Global (GSOC), que tiene la tarea de espiar a sus trabajadores en todos los países y frustrar sus esfuerzos para oponerse a condiciones inseguras y extenuantes. Entre los gerentes de GSOC se encuentran John A. Barrios, un veterano de 11 años de la Oficina Federal de Investigaciones, y Nathan Nguyen, un exanalista de inteligencia del Ejército de EE. UU. Los documentos filtrados muestran que GSOC está rastreando muy cuidadosamente el tiempo, la ubicación y el número de participantes en los esfuerzos de organización y las acciones industriales de los trabajadores de Amazon.

Amazon no se limita a la vigilancia física de sus empleados. También espía a las comunicaciones entre sus trabajadores en listservs de la empresa. Amazon también ha sido expuesto por monitorear comunicaciones relacionados con los esfuerzos de organización laboral en sus instalaciones y sus tiendas de comestibles Whole Foods Market, según un informe en Vice News .

Amazon tampoco limita su vigilancia a las comunicaciones internas. La empresa supervisa las publicaciones de sus trabajadores en plataformas de redes sociales como Facebook. Examinan sus publicaciones en busca de señales de un intento de los trabajadores para organizarse o planificar una huelga. Un ejemplo es el elaborado espionaje de la empresa a los conductores de Amazon Flex, que trabajan como contratistas independientes. Amazon creó un equipo especial de escucha para las redes sociales para monitorear las interacciones de los conductores con los periodistas y las conversaciones sobre posibles huelgas.

Otros documentos filtrados muestran que Amazon ha desarrollado vínculos con la escandalosa agencia de detectives Pinkerton, que han atacado físicamente a los trabajadores y han disuelto huelgas durante más de un siglo. Los documentos de noviembre de 2019 muestran que Amazon envió espías de Pinkerton a un almacén de la empresa en Wroclaw, Polonia. Más recientemente, el periódico español El Diario informó que Amazon había contratado a Pinkerton para espiar una huelga cerca de un almacén de Amazon cerca de Barcelona.

Estos métodos de vigilancia constituyen solamente lo que se conoce públicamente sobre las prácticas de Amazon.

Desde mediados de marzo, aproximadamente el comienzo de la pandemia en Estados Unidos, el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, ha aumentado su riqueza en decenas de miles de millones de dólares. Bezos acumuló estas ganancias manteniendo a los trabajadores en sus puestos de almacenes y centros de distribución donde el distanciamiento social es imposible. Inicialmente les dijo a los empleados que tendrían que esperar su turno para obtener mascarillas y permitió que pasaran semanas antes de implementar incluso las medidas de seguridad cosméticas. En total, 19.816 empleados de Amazon en los EE. UU. se habían infectado con COVID-19 para principios de octubre, según las cifras de la compañía.

Los trabajadores de Amazon están hablando en las redes sociales y han organizado huelgas. Se están uniendo a los trabajadores automotores, maestros y otros trabajadores que han comenzado a luchar contra la respuesta criminal a la pandemia perpetrada por todos los principales empleadores junto con toda la élite política. Frente a estas luchas que se avecinan, Amazon ha reconocido una oportunidad comercial en esta situación y ha ofrecido sus herramientas especializadas de vigilancia industrial a empresas que enfrentan peligros similares de insurrección de trabajadores.

La historia de Amazon muestra que la empresa es irreconciliablemente hostil a los derechos democráticos más fundamentales de los trabajadores: el derecho a la libertad de expresión, el derecho a reunirse y el derecho a la privacidad. La única forma en que los trabajadores pueden contraatacar de manera eficaz es uniéndose y organizando comités de base en cada almacén o centro logístico. Estos comités serán responsables de monitorear las condiciones de los lugares de trabajo, proteger a los trabajadores de la pandemia y exigir salarios que permitan un nivel de vida digno. La Voz Internacional de los Trabajadores de Amazon les ayudará a los trabajadores interesados en formar tales comités de cualquier manera posible.

(Publicado originalmente en inglés el 12 de diciembre de 2020)

 

El autor también recomienda:

Documentos filtrados del Centro de Operaciones de Seguridad Global de Amazon exponen una conspiración mundial para aplastar la resistencia obrera
[30 noviembre 2020]

¡Crear comités de base en Amazon! Para máxima seguridad, pruebas universales y control de producción por parte de los trabajadores
[23 abril 2020]

More evidence of management spying on Amazon workers’ political activities
[28 septiembre 2020]