Una discusión con un joven miembro del PCCh

El Partido Comunista Chino es “una organización con un nivel de burocratización muy profundo”

por Peter Symonds
14 octubre 2020

Para leer esta entrevista en chino, haga clic aquí 中文.

El World Socialist Web Site habló recientemente con un joven de China que expresó interés en el trotskismo. También es miembro a nivel local del Partido Comunista Chino (PCCh). Aceptó hablar con el WSWS sobre lo que significa ser miembro del PCCh, la naturaleza de la discusión política dentro del partido, lo que lo llevó a leer las obras de León Trotsky y sus puntos de vista sobre la lucha por el socialismo en China. Debido a los peligros planteados por el régimen represivo chino, su nombre real y detalles no se han incluido en la entrevista con Peter Symonds, el editor nacional del WSWS para el Partido Socialista por la Igualdad (Australia).

Peter Symonds: Gracias por aceptar esta discusión. Eres solo uno de los 91 millones de chinos que son miembros del Partido Comunista Chino y solo participas en el ámbito laboral local. Sin embargo, tus experiencias arrojan algo de luz sobre el carácter del partido cuya vida política interior es ocultada deliberadamente. Me gustaría comenzar preguntando ¿cuándo y por qué te uniste al Partido Comunista Chino?

Fu Hong: Me uní al Partido Comunista Chino en la universidad, principalmente porque me ayudaría con el desarrollo de mi carrera en el futuro. Nunca les he preguntado a mis amigos por qué se unieron al partido, pero podría adivinar cuáles son sus razones. En la mayoría de los casos, la gente se une al partido por intereses materiales. Si trabajas dentro del Gobierno, unirte al partido o no hace una gran diferencia. Pero si eres miembro del partido, puedes ascender a puestos más altos. Si te niegas a unirte al partido, no serás ascendido.

PS: Como miembro del PPCh, ¿en qué tipo de actividades participas, reuniones, conferencias? ¿Qué significa ser miembro del PCCh?

FH: Participo principalmente en reuniones en el lugar de trabajo. Pero en estas reuniones, la mayoría de las veces solo necesitas escuchar. No hay otras actividades. En estas reuniones, en la mayoría de los casos solo hablan los líderes. Nos comunican la esencia de la línea política del centro del partido y las instrucciones de otros líderes. No hay discusiones entre los participantes. Estas cuestiones no deben discutirse. Nadie ha planteado nunca una pregunta. Nunca discutimos cuestiones políticas.

PS: Entonces, ¿cuál es el rango de funcionario que habla en la reunión? ¿Es un líder provincial? ¿Un líder local? ¿Un líder en el lugar de trabajo? ¿Son elegidos?

FH: Solo he escuchado hablar a líderes de mi lugar de trabajo. Hay elecciones, pero la mayoría de los líderes no son elegidos. En su mayoría son promovidos por altos funcionarios. Por supuesto, antes de la promoción, hay un período de recopilación de comentarios públicos sobre este nombramiento. Básicamente, los líderes son promovidos por altos funcionarios y las elecciones solo se llevan a cabo como formalidad.

PS: Yo caracterizaría esto como una organización muy burocrática. ¿Como responderías a eso?

FH: Creo que esencialmente es una organización con un muy profundo nivel de burocratización. En primer lugar, la burocracia no acaba de surgir. Ha existido al menos desde la época de Mao. En el período inmediatamente posterior a la fundación de la República Popular China, Mao escribió muchos artículos sobre la eliminación de cosas como la burocracia y la corrupción. Sin embargo, la burocracia sigue existiendo hoy.

PS: ¿Por qué crees que es así?

FH: Inmediatamente después de la fundación de este país, en 1952, Mao pensó que la burocracia se originó en los pensamientos y actitudes antipopulares de las clases reaccionarias del pasado, incluidos algunos impactos remanentes del Kuomintang. Mao pensó que este era el origen de la burocracia. La burocracia actual, sin embargo, tiene una base social completamente nueva, las relaciones de propiedad privada. La clase burguesa recién surgida se hace cada vez más fuerte, mientras que el antagonismo de clases también se agudiza.

PS: En China después de la revolución, el surgimiento de una burocracia tuvo su origen en el Ejército Rojo y fue hostil a la clase trabajadora, a cualquier movimiento de la clase trabajadora. La burocracia surgió como una burocracia privilegiada y defendió sus propios intereses y sofocó la participación no solo de los trabajadores sino, en general, de las masas campesinas. Estoy de acuerdo en que las tensiones y antagonismos sociales ciertamente se han intensificado con la restauración del capitalismo en China, pero la burocracia siempre se ha mantenido encima de la clase trabajadora y las masas.

FH: Para la clase trabajadora anteriormente, la burocracia se basaba en relaciones de propiedad nacionalizadas y obtuvo privilegios de esto. Sin embargo, dado que las relaciones de propiedad cambiaron, si quieren mantener sus privilegios bajo una relación de propiedad privada, el nivel de burocratización tiene que profundizarse.

PS: ¿Crees que las cosas han cambiado bajo el presidente Xi? ¿Crees que la gente es menos capaz de expresar sus opiniones? ¿Hay menos espacio para la discusión política?

FH: En primer lugar, se ha reforzado el control sobre la libertad de expresión. En cuanto a las discusiones políticas, no sé cómo era antes, pero ahora algunos líderes todavía debaten y deciden importantes políticas nacionales. La gente común no tiene voz política en estos asuntos. Y eso incluye a los miembros ordinarios del partido.

El presidente Xi Jinping en el Gran Salón Popular en Beijing, marzo de 2018 (crédito: Xinhua)

PS: ¿Qué opinas de la instalación del presidente Xi y del hecho de que ahora ha eliminado el límite de dos mandatos para el presidente y el vicepresidente?

FH: Creo que, para Xi, la decisión de levantar los límites de mandatos fue algo imperativo. Es decir, no podía decidir lo contrario. En general, esta decisión fue producto de todos los agudos conflictos tanto dentro como fuera del país. Tuvo que tomar este paso. Entonces, no es el resultado de su afán personal de poder, sino más bien lo que tenía que hacer en la situación objetiva actual. Esto también podría ser una señal de que el sistema actual se dirige hacia su fin.

PS: Estoy muy de acuerdo. Si bien Xi es retratado como una figura todopoderosa, particularmente en los medios occidentales, el partido se encuentra en una profunda crisis y la sociedad está sacudida por tensiones sociales extremas. Xi, como lo hemos caracterizado en el World Socialist Web Site, funciona como una figura bonapartista, tratando de equilibrar las diferentes facciones dentro del partido. El partido mismo está tratando de equilibrar las diferentes fuerzas de clase.

FH: Estoy de acuerdo.

PS: Cuando Xi asumió la Presidencia por primera vez, inició una campaña anticorrupción masiva, que tuvo un cierto atractivo popular porque la corrupción abunda en la burocracia a todos los niveles. Está usando la campaña anticorrupción contra sus rivales. Incluso en el período previo a su toma de posesión, se tomaron medidas contra el potencial rival Bo Xilai y fue encarcelado por cargos de corrupción. ¿Qué opinas de esta campaña anticorrupción?

FH: Creo que primero debemos comprender a qué clase sirve esta campaña anticorrupción. La campaña anticorrupción, en esencia, sirve a los intereses de la clase capitalista. La corrupción misma ha creado mucho descontento dentro de la clase capitalista. Debido a la corrupción dentro de la burocracia, los capitalistas necesitan hacer un esfuerzo adicional para agilizar los procesos administrativos. Por eso, fundamentalmente, la campaña anticorrupción sirve a los intereses de la clase capitalista y defiende las relaciones de propiedad privada bajo el capitalismo.

Otro punto es que la corrupción en sí facilita el establecimiento de lazos entre algunos burócratas y capitalistas, lo que constituye una amenaza política para Xi. Por lo tanto, otro objetivo de su campaña anticorrupción es eliminar esas amenazas políticas. La corrupción también intensifica los conflictos internos dentro de la burocracia.

Por un lado, por supuesto, las masas populares están descontentas con la corrupción. Sin embargo, la campaña anticorrupción en sí tiene dos objetivos principales: uno, resolver el descontento de la clase capitalista; y segundo, romper los lazos entre la clase capitalista y los burócratas dentro del partido. Por supuesto, incluso esos lazos se forjan para defender los intereses de la clase capitalista y sus relaciones de propiedad privada.

PS: Por lo que dices, hay muy poca discusión política, al menos dentro del PCCh en los lugares de trabajo. En tus años en el partido, nadie ha planteado una pregunta ni ha planteado un punto de vista en ninguna de esas reuniones en tu lugar de trabajo. Entonces, fuera del partido, ¿cómo ve la gente la política? ¿Expresan en privado sus opiniones? ¿Existen otras vías para las discusiones políticas? ¿La gente te ha expresado críticas hacia las políticas gubernamentales o a alguien que hayas oído hablar?

FH: En general, la mayoría de las personas aún no ha pasado por un despertar político. En China, de hecho, rara vez se recibe educación política. Es posible que la gente todavía no sepa cómo discutir y describir los fenómenos políticos. También es posible que no comprendan los problemas políticos tanto dentro como fuera del país. Hay un descontento con la situación actual entre amplias capas de personas, pero no saben cómo articularlo.

Otro punto es que durante las últimas décadas y desde que China hizo la transición a la economía de mercado, la línea oficial ha sido que uno debe concentrarse en el desarrollo económico. Por lo tanto, la atención de la gente se ha desviado a perseguir intereses materiales y cómo ganar más dinero. La gente no ha comenzado a comprender la sociedad a través de lentes políticos. No obstante, creo que a medida que la economía decaiga, el despertar político de la gente llegue con un ritmo más rápido y empezarán a interesarse en cuestiones políticas.

PS: Bueno, debes ser una excepción, porque has expresado interés en Trotsky y el trotskismo. ¿Puedes explicar cuándo y por qué te interesaste en León Trotsky y sus escritos?

FH: Aprendí sobre Trotsky en relación con la derrota de la revolución china de 1925 a 1927. También aprendí sobre Trotsky en cuanto a la historia de la Unión Soviética. Por supuesto, hay un cierto carácter accidental en que me topé con sus escritos y comencé a interesarme en estas cosas, pero hasta cierto punto también era inevitable. Creo que, desde su nacimiento, el marxismo ha desarrollado muchas facciones y tendencias diferentes. Sin embargo, si el marxismo es una ciencia y la verdad, debe haber cierta continuidad. Desde Marx a Lenin y Trotsky, corre un hilo ininterrumpido que los conecta…. Comparado con otras tendencias, [el trotskismo] heredó esta cadena por completo. En otras palabras, heredó los principios científicos [del marxismo].

Lo que desempeña un papel importante en todo esto es Lenin y el leninismo. Por ejemplo, el Partido Comunista Chino convocó a una conferencia para conmemorar a Marx en el bicentenario de su nacimiento, pero nunca ha celebrado ningún evento para conmemorar a Lenin. Esto demuestra que no tienen esta continuidad, y no han avanzado de Marx a Lenin. También promueven fuertemente las obras tempranas de Marx, que son las menos maduras entre sus escritos. Desde esta perspectiva, creo que la evolución del marxismo al trotskismo es inevitable.

PS: ¿Qué te impulsó primero a leer sobre Trotsky? ¿Están sus obras disponibles en China?

FH: Empecé a leer sus obras por accidente. Vi un libro suyo en la biblioteca. Había oído hablar de él antes, pero solo comencé a leer sus obras después de ver ese libro. Creo que sus libros se venden ampliamente. No estoy seguro de cuántas personas están leyendo sus obras, pero creo que sus libros se venden bien. Su autobiografía e Historia de la Revolución Rusa se han reimpreso muchas veces.

PS: ¿Cuándo te enteraste del World Socialist Web Site?

FH: Probablemente el año pasado. De hecho, en 2011 se publicó un libro en chino que presentaba varias organizaciones trotskistas internacionales. El libro tiene un apéndice que registra brevemente la historia de cada organización y sus respectivos sitios web. Así que en ese entonces fui a echar un vistazo [al WSWS]. Es necesario utilizar un programa VPN para abrir este sitio web. No puede abrirlo sin una VPN.

PS: Bien, lo entiendo. Volviendo a lo que dijiste acerca de que el trotskismo es la continuidad del marxismo. Si te preguntara cuál sería el principio fundamental que defienden Marx, Engels, Lenin, Trotsky, cuál principio político identificarías.

FH: El primero sería una clara orientación de clase. Siempre son muy claros en el punto de que solo representan los intereses históricos del proletariado, no los intereses históricos de otras clases. Este es el primer punto. El segundo sería la perspectiva de una revolución social completa. Esta perspectiva es fundamental para todos ellos.

PS: Solo añadiría una cosa, que creo que es fundamental para el marxismo, y es el internacionalismo. El manifiesto comunista termina con un llamado a los trabajadores del mundo a unirse. El internacionalismo pasa por Marx, Engels, Lenin y Trotsky.

FH: Estoy de acuerdo.

PS: Sé que ciertamente algunas personas que están descontentas y atraídas al socialismo miran hacia el período de Mao como un verdadero socialismo. Hay varias tendencias neomaoístas dentro de China. [La tendencia] Utopía es conocida en occidente. Hay otras. ¿Por qué no te atrajeron?

FH: Primero, es por sus actitudes hacia la clase capitalista. Siempre dicen que necesitan usar el patriotismo para educar a la clase capitalista. Esta perspectiva permanece sin cambios de Mao a Xi. Todavía están hablando de esta perspectiva ahora. En un discurso no hace mucho, Xi dijo que, aunque las corporaciones y el marketing no respeten las fronteras nacionales, los emprendedores tienen un país de origen. Todavía utiliza el patriotismo para educar a los empresarios. Esto, en primer lugar, es completamente opuesto a los conceptos de Marx. Marx ya ha dicho que los trabajadores no tienen un país de origen.

La segunda razón es su nacionalismo. Siempre comienzan sus oraciones con “la nación china”. Piensan que la nación china tiene alguna ventaja especial, o que China tiene su propia condición particular para que pueda estar exenta de las reglas generales de los movimientos socialistas internacionales. Creo que estas dos razones explican por qué no me interesan las teorías de Mao. O más bien, podría decirse, las teorías de Trotsky son más lógicas. De hecho, domina la metodología del materialismo dialéctico, mientras que los maoístas no. En otras palabras, si comparamos sus teorías una al lado de la otra, todavía habría elegido las teorías de Trotsky.

Otro punto es que desde Mao hasta Xi, todos desprecian la teoría. Mao dijo en sus propias obras que no leyó mucho las obras de Marx y Lenin. Solo los expertos leen a Marx y Lenin. Quería decir que solo los intelectuales profesionales los leerían. Lo que más leyó Mao fueron los libros clásicos sobre la historia de la antigua China. Esas son las veinticuatro historias, la historia de diferentes dinastías. Deng Xiaoping también había dicho que es inútil leer tanto las obras de Marx y Lenin. Él mismo solo había leído El Manifiesto Comunista y El ABC del comunismo. Piensan que la teoría no tiene importancia, lo cual es completamente contrario a la tradición que va desde Marx hasta Trotsky, quienes piensan que la teoría es muy importante y son muy meticulosos en su enfoque de las cuestiones teóricas. Desde Mao hasta Xi, ninguno de ellos tuvo una actitud como esta.

Después de que Xi llegó al poder, citó muchas veces de Engels que una visión marxista del mundo no se trata de dogmas sino de metodología. Citó esta frase solo para encubrir el hecho de que ha desechado por completo los principios más fundamentales del marxismo. Xi también ha dicho que no se debe usar el marxismo para restringir la realidad. Pero lo que realmente está haciendo es utilizar el nacionalismo y el oportunismo para restringir el marxismo hasta el punto de ser irreconocible. Ni siquiera se puede encontrar un indicio de marxismo en las teorías actuales de Xi.

PS: Eso es muy cierto. Si la clase trabajadora a nivel internacional va a llevar a cabo la transformación más monumental de la historia, entonces debe basarse en el desarrollo teórico más alto. No va a suceder de forma espontánea. El World Socialist Web Site, a principios de año publicó una perspectiva, titulada “El 2020: la década de la revolución socialista”. Se está produciendo un resurgimiento de la lucha de clases en todo el mundo. La clase trabajadora es una clase internacional. Los procesos que tienen lugar en un país, aunque no son necesariamente los mismos en todas partes, se reflejan en todos los países. En China se está produciendo una cierta radicalización y vemos señales de ello.

¿Cuáles cree que son las posibilidades de una revolución socialista en China?

FH: Creo que, como socialista decidido, soy muy positivo y optimista sobre la posibilidad [de la revolución socialista en China]. Además, para que esta revolución tenga éxito, debe ser dirigida por un partido genuino de la clase trabajadora. Sin esta premisa, puede haber trastornos espontáneos, pero no pueden salir victoriosos. Por supuesto, si la historia se desarrolla en una dirección algo favorable, por ejemplo, que la revolución socialista estalle y tenga éxito en los países occidentales desarrollados, creo que el éxito de una revolución socialista en China sería más prometedor. Las masas en China se están radicalizando. Sus pensamientos se están volviendo más radicales. Por lo tanto, el orden en el que estallen las revoluciones y la forma que tomen es difícil de predecir en este momento. Sin embargo, en el caso de China, la gente se está radicalizando.

(Publicado originalmente en inglés el 13 de octubre de 2020)

 

El autor también recomienda:

70 años después de la Revolución China: cómo se traicionó la lucha por el socialismo
[26 octubre 2019]