Révolution Permanente (NPA) guarda silencio sobre las protestas de la juventud griega contra el COVID-19

por Anthony Torres y Alex Lantier
6 octubre 2020

Las huelgas y las ocupaciones en las escuelas secundarias de decenas de miles de estudiantes se están extendiendo por toda Grecia, en contra de las políticas criminales de regreso a la escuela y de inmunidad colectiva (de rebaño) del primer ministro de derecha Kyriakos Mitsotakis y de la Unión Europea (UE) sobre la pandemia COVID-19.

Dos semanas después del inicio de esta lucha, los medios de comunicación franceses e internacionales mantienen un silencio ensordecedor al respecto. El sitio web Revolución Permanente, publicado por la fracción del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) de Francia vinculada al Partido Socialista Obrero (PTS) de Argentina y su sitio web Izquierda Diario, es cómplice de este silencio culpable. El NPA y sus aliados latinoamericanos se alinean con medios de comunicación hostiles a las luchas de los trabajadores y la juventud contra la pandemia.

Más de 700 establecimientos educativos han sido ocupados en toda Grecia. Secciones de trabajadores se han declarado en huelga en solidaridad, mientras que también exigen mejores condiciones de trabajo. Los trabajadores del puerto del Pireo en Atenas bloquearon todos los envíos durante 24 horas, y una huelga obligó a Olympic Air a cancelar 58 vuelos desde Atenas que servían a las islas griegas. Los médicos de los hospitales también marcharon frente al Ministerio de Salud para exigir más personal y un enfoque científico en la lucha contra la pandemia.

El silencio del NPA es tanto más notable cuanto que tiene numerosos contactos en Grecia. El partido OKDE-Spartakos está directamente afiliado al NPA, y forma parte de la coalición de clase media Antarsya, cuyos folletos sobre las ocupaciones de la escuela secundaria aparecen en línea. El NPA apoyó y saludó la elección de la proausteridad Syriza ("Coalición de la Izquierda Radical") en 2015; todavía está ligado a Syriza a través de los Anticapitalistas españoles, que están afiliados al Gobierno proausteridad de Podemos, el principal aliado europeo de Syriza.

El NPA no guarda silencio sobre este movimiento porque el NPA desconoce su existencia, sino porque ha decidido no llamar la atención sobre una lucha de importancia capital. La lucha en Grecia tiene el potencial de convertirse en una lucha a nivel europeo e internacional contra una prematura política de regreso al trabajo y a la escuela impuesta por los bancos y la clase dirigente, incluso cuando el virus se está extendiendo rápidamente por toda Europa.

Sin embargo, el silencio de Révolution Permanente no sorprenderá a nadie que haya seguido atentamente la evolución del NPA desde su fundación en 2009. El NPA lanzó este sitio en 2015, poco después de la debacle de su apoyo a las fuerzas islamistas en las guerras por poder de la OTAN en Libia y Siria. Después de que el portavoz del NPA Olivier Besancenot apelara a París para armar a los "revolucionarios" que en realidad eran islamistas respaldados por la CIA, el NPA respaldó el golpe de Estado de la OTAN liderado por los fascistas en Ucrania en febrero de 2014 y apoyó la elección de Syriza en Grecia en enero de 2015.

Después de que Syriza traicionara sus promesas electorales de poner fin a la austeridad, imponiendo miles de millones de euros en recortes sociales que devastaron los hospitales públicos y las escuelas griegas ahora amenazados por COVID-19, el NPA percibió un peligro a su izquierda. Fundó el sitio web Revolución Permanente, en un cínico intento de darse el visto bueno colaborando con el PTS argentino.

En un cínico intento de encubrir sus anteriores crímenes políticos, el NPA incluso denunció deshonestamente en su sitio web Revolución Permanente las guerras que el propio NPA había aplaudido anteriormente.

Así, sin mencionar su anterior apoyo a la guerra en Siria, Révolution Permanente escribió en un artículo que "desde el punto de vista del movimiento obrero, de la juventud y de todos los oprimidos de Francia se trata ante todo de denunciar las maquinaciones del imperialismo francés en Siria y en la región, de oponerse a cualquier intervención militar francesa. Cualquier éxito del imperialismo francés en Siria es un éxito para nuestros explotadores y opresores en casa. ¡Nuestro principal enemigo está en casa!"

Lo único que no planteó Revolución Permanente fue que el "principal enemigo" de los trabajadores y los oprimidos había recibido el apoyo entusiasta del NPA en Siria durante todo este período.

Gracias a estas cínicas declaraciones y a su papel en la burocracia sindical, los partidarios de Révolution Permanente se unieron a la organización de huelgas y manifestaciones de los trabajadores del ferrocarril y del transporte público de París el pasado invierno. Llevaron las huelgas a un callejón sin salida, sin darles ninguna perspectiva. Después de la huelga más larga de Francia desde mayo-junio de 1968, Macron impuso la destrucción del empleo y de las garantías salariales de los trabajadores del ferrocarril, abrió el sistema ferroviario a la competencia y privatizó parcialmente los Ferrocarriles Nacionales (SNCF).

Este otoño, dieron cobertura "a la izquierda" a la campaña de regreso a la escuela dirigida por la clase dirigente y los sindicatos, canalizando la oposición entre los jóvenes tras una perspectiva de quiebra para mejorar los protocolos de salud utilizados en la campaña de regreso a la escuela. A pesar de estas demandas aparentemente "militantes", como las máscaras y los exámenes gratuitos, sólo tenían diferencias menores con la política oficial. En esencia, estaban de acuerdo con el presidente Emmanuel Macron en que es necesario "aprender a vivir con el virus".

Révolution Permanente representa la misma base social privilegiada en los sindicatos y en la academia que el resto del NPA. Comparte la misma orientación de clase de un Besancenot, que se une a una marcha de protesta por la tarde y luego por la noche negocia con un partido imperialista como el Partido Socialista Francés (PS). Busca desorientar a los trabajadores y a la juventud que buscan una alternativa a las viejas burocracias desacreditadas por décadas de traiciones, y así engañar y estrangular a cualquier movimiento de masas que pueda escapar al control de los dirigentes sindicales y sus asesores políticos.

Detrás de su apoyo a una política reaccionaria de salud pública que está provocando miles de muertes y cientos de miles de infecciones en toda Europa, radican intereses de clase material de los burócratas y académicos. Conscientes de que los trillones de euros de rescate de la UE para la pandemia se desembolsarán a través de las reuniones de los comités de empresa a los sindicatos y de los consejos de investigación a las universidades, apoyan la política de la UE. Al apoyar una política mortal contra los trabajadores, mantendrán su financiación habitual. En resumen, son totalmente corruptos y han tenido sus hocicos en el comedero durante años.

El Parti de l'égalité socialiste, PES (Partido Socialista por la Igualdad) reitera sus advertencias sobre el papel desempeñado por el NPA en la pandemia de COVID-19. En todo el mundo se están produciendo interrupciones de la lucha de clases y de las protestas juveniles contra las políticas criminales de las clases dominantes capitalistas.

Es urgente que los trabajadores y la juventud se organicen independientemente de los sindicatos a escala internacional, formando comités de seguridad de base en sus lugares de trabajo o escuelas, en preparación de una huelga general con el objetivo de transferir el poder a los trabajadores. Sólo una perspectiva de este tipo garantizará que los trabajadores tomen el control de los recursos internacionales necesarios para combatir el virus. Para hacer frente a tal lucha, la necesaria dirección revolucionaria del PES es primordial, no la del NPA que es una herramienta de la máquina estatal y del imperialismo francés.

 

El autor también recomienda:

El sitio web ‘Révolution permanente’ del NPA francés aclama el golpe proimperialista en Malí
[28 agosto 2020]