"Están matando gente para ahorrar dinero"

Fiat Chrysler y el UAW conspiran para mantener a los trabajadores en el trabajo después de exponerse al coronavirus

por Shannon Jones
24 agosto 2020

Los trabajadores de las plantas automotrices del área de Detroit informan que la administración de Fiat Chrysler y el sindicato United Auto Workers están obligando a los trabajadores a permanecer en el trabajo después de la exposición al coronavirus.

Según varias versiones de trabajadores automotrices, tanto en las redes sociales como en el Boletín Informativo de Trabajadores Automotores del World Socialist Web Site, el sindicato y la gerencia se niegan a informar a los trabajadores que sus compañeros de trabajo están infectados con el virus o a enviar a los trabajadores a cuarentena después de la exposición, según lo prescrito por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Incluso se les ha dicho a los trabajadores que no reporten enfermedades a sus compañeros de trabajo.

Trabajadores de FCA en la planta de camiones de Warren en las afueras de Detroit [Fuente: FCA Media]

El abandono de las protecciones COVID-19 en las plantas automotrices tiene lugar mientras la administración Trump y los gobernadores demócratas de Estados Unidos están trabajando juntos para forzar una reapertura mortal de las escuelas. El martes, el Departamento de Seguridad Nacional emitió pautas que declaran a los maestros como "infraestructura crítica", lo que permite a los estados obligar a los maestros que han estado expuestos al virus mortal a continuar trabajando, lo que podría infectar a otros.

Los gobernadores demócratas de Nueva York, Michigan y otros estados han alentado a las escuelas públicas a reabrir a pesar de la creciente resistencia por parte de maestros y padres.

En Jefferson North Assembly Plant (JNAP), según publicaciones de Facebook y confirmadas por los trabajadores de la planta, la gerencia se negó a pedirle a un trabajador de la planta que se pusiera en cuarentena a pesar de que estuvo expuesto a otro trabajador de su equipo que dio positivo por COVID-19.

Un trabajador de la planta de Todoterreno en Toledo de FCA informó que no menos de tres trabajadores de su equipo habían dado positivo por coronavirus, pero la gerencia no informó al resto del equipo, y mucho menos les pidió que se pusieran en cuarentena. “Debería haber una demanda. Esto es más que imperdonable”, dijo el trabajador.

Un trabajador de la planta de ensamblaje de FCA Sterling Heights al norte de Detroit le dijo al Boletín Informativo de Trabajadores Automotores de WSWS: “La semana pasada enviaron una línea completa a casa que se suponía que estaba expuesta, pero antes de irse capacitaron a sus reemplazos. No siguen las pautas.

“Nos están trayendo de regreso sin siquiera ponernos a prueba. Puede que tengamos o no el virus. Si dices que no tienes síntomas, te devuelven.

“Creo que el UAW está del lado de la gerencia. Todo lo que les importa es llenarse los bolsillos. Lo que pasa es que si alguien ha entrado en contacto con otra persona (con COVID), te están pidiendo que no se lo digas a nadie; el representante sindical nos dice que no se lo digamos a nadie. ¿Qué pasa con las personas con las que entraron en contacto?"

La carta de la dirección que recorta el tiempo de descanso

Fiat Chrysler está reduciendo incluso los protocolos de seguridad limitados e inadecuados implementados después del reinicio de la producción en mayo. Esta semana, el departamento de relaciones laborales de JNAP anunció que los cinco minutos adicionales agregados a los descansos para la limpieza y el distanciamiento social en el comedor y las áreas de descanso se eliminarán a partir del 1 de septiembre. Según los informes, se han enviado memorandos similares a los trabajadores de otras fábricas de FCA.

Un trabajador más joven de JNAP le dijo al Boletín Informativo de WSWS que los trabajadores estaban alborotados por la eliminación de los cinco minutos adicionales para los descansos. “Esos cinco minutos adicionales sumados a un descanso de 12 minutos cambian la vida. Ir al baño era al menos cinco minutos, eso solo te dejaba 7 minutos. Ni siquiera tuvo tiempo de ir a una máquina expendedora.

“Casi todos los protocolos ya no existen. Parece extraño, porque COVID no se ha ido. La primera semana que regresamos tuvimos 20 minutos para limpiar nuestras áreas de trabajo antes del turno. Nos dieron unos guantes especiales. Ahora están eliminando todo lo que dañe la productividad. Incluso tuvimos que luchar para recuperar los artículos de limpieza. Ojalá fueran honestos y dijeran que su dinero es más importante que nuestras vidas".

En respuesta a las últimas revelaciones, el Comité de Seguridad de base de la Planta de Ensamblaje de Jefferson North, establecido por los trabajadores automotores en junio después de que las huelgas salvajes contra las condiciones de seguridad interrumpieron brevemente la producción en la planta por segunda vez este año, emitió la siguiente declaración:

“El Comité de Seguridad de base de la Planta de Ensamblaje de Jefferson North quiere sacar a la luz la tergiversación del UAW y la FCA sobre el manejo de casos de COVID y la exposición de los empleados. La mayoría de los procesos que implementaron anteriormente en el caso de exposición a COVID han sido eliminados.

“Incluso tal como está, las medidas de seguridad implementadas son totalmente inadecuadas. Desde el regreso al trabajo, la gerencia y el UAW han estado ocultando el alcance real de la propagación de COVID en las plantas, aunque la notificación oportuna de todas las infecciones por COVID es fundamental para mantener la salud y la seguridad de los trabajadores.

“Ahora la seguridad de la planta les ha dicho a los trabajadores que, si bien otros miembros del equipo potencialmente los expusieron al virus, la empresa no los enviará a auto cuarentena durante 14 días como se requería anteriormente ni limpiará su área de trabajo. ¡Esto es inaceptable!

“De manera lenta pero segura, FCA está volviendo a los procedimientos que estaban en vigor antes de que los trabajadores detuvieran la producción en marzo. A partir del 1 de septiembre, la gerencia está eliminando los cinco minutos adicionales que se agregan a cada receso para dar a los empleados tiempo para llegar a los baños y distancia social, así como para encontrar mesas para el almuerzo.

“Se rumorea que la empresa ha hecho cambios porque los empleados no están limpiando, pero lo que no se dice es que durante semanas la empresa no ha suministrado productos de limpieza y tiene botellas vacías en las áreas de trabajo. Consideramos esto inaceptable y exigimos que tanto el UAW como la FCA sigan los protocolos que establecieron para que los trabajadores regresen a la fábrica. Si esto no se cumple, los trabajadores tendrán que tomar las medidas adecuadas porque es evidente que la seguridad de los trabajadores y sus familias no significa nada para ellos".

Desde entonces, el Comité de Seguridad de base de JNAP se ha unido a los Comités de Seguridad en varias otras plantas en todo el país para formar la Red de Comités de Seguridad de base de Trabajadores Automotores.

La carta de la FCA con la advertencia sobre las publicaciones en redes sociales

FCA también intenta intimidar a los trabajadores para que no se mantengan informados sobre la propagación del virus en las redes sociales. El 10 de agosto, la administración de la FCA envió una carta a los empleados asalariados y por horas advirtiendo que los trabajadores podrían ser disciplinados e incluso despedidos por publicaciones en las redes sociales que violaban una larga lista de regulaciones, incluida la exposición de "información confidencial de la empresa", en un lenguaje sencillo, prácticas de administración inseguras.

Sin embargo, esta situación no es exclusiva de FCA. Desde el principio, la gerencia, en todos los fabricantes de automóviles con sede en Detroit, ha suprimido el alcance real de la pandemia en las plantas automotrices. Lo han hecho con la colusión del UAW, que ha sido revelado por acusaciones federales y una demanda entre General Motors y FCA por haber aceptado decenas de millones de dólares en sobornos corporativos. Incluso las muertes por COVID están siendo encubiertas. El UAW y la gerencia no informaron a los trabajadores de la muerte de un joven trabajador por contrato de Ford en la planta de transmisión de Van Dyke que sucumbió a COVID el mes pasado.

Un trabajador veterano de Ford en el área de Detroit dijo que se estaban encubriendo casos en su fábrica.

“Creo que el UAW y la compañía le están diciendo a la gente que no les digan a otros si tienen COVID.

“No importa si estamos expuestos, a ellos no les importa, no están poniendo en cuarentena a todos los que están expuestos. Al final del día, es una ganancia si algunos de los trabajadores heredados morimos. Ahí va su pensión, ahí va su seguro, ahí va su Seguro Social, ahí va su Medicare. Ellos lo saben. Nuestras vidas no importan. No hay otra razón por la que no nos lo dirán. Mire los miles de millones que están ahorrando gracias a los trabajadores que mueren. Están matando gente para ahorrar dinero".

El ataque a las medidas de seguridad elementales exige una respuesta urgente de los trabajadores automotores. Los trabajadores automotores deben desarrollar comités de seguridad que unan a los trabajadores en las plantas de América del Norte y unir sus luchas con los maestros, los trabajadores de Amazon y otros sectores de la clase trabajadora para exigir que la vida de los trabajadores tenga prioridad sobre las ganancias corporativas.

Para unirse al Comité de Seguridad de base en su planta, o para obtener ayuda para establecer un Comité, comuníquese con el Boletín de Trabajadores Automotores del World Socialist Web Site en autoworkers@wsws.org.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 22 de agosto de 2020)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.