Enfermeros, trabajadores agrícolas y automotores en huelga por condiciones inseguras

Obreros de Fiat Chrysler en Detroit frenan por segundo día la producción por protecciones ante COVID-19

por Jessica Goldstein
29 junio 2020

Los trabajadores continuaron su valiente paro en la planta de ensamblaje Jefferson North (JNAP) de Fiat Chrysler en Detroit el viernes. Los trabajadores de la “tripulación B” ingresaron a la planta a las 4:30 p.m. y se negaron a trabajar en condiciones en las que la corporación y el sindicato United Auto Workers (UAW) rechazan los protocolos básicos de seguridad y salud, incluidas las medidas de distanciamiento social y las pautas de limpieza, para maximizar las ganancias.

La producción en la planta se detuvo debido a la acción de los trabajadores contra la corporación y el UAW, así como la falta de mano de obra debido a la negativa de los trabajadores a presentarse para trabajar por motivos legítimos de salud.

La detención de la producción en la planta, que emplea a 5.000 personas, comenzó el jueves al mediodía cuando los trabajadores de la “tripulación A” dejaron de trabajar después de escuchar que al menos tres compañeros de trabajo habían dado positivo por COVID-19.

Los trabajadores de la “tripulación B” continuaron el paro laboral a partir de las 4:30 p.m. del jueves hasta casi las 2 a.m. del viernes por la mañana, cuando la gerencia y los funcionarios del UAW intentaron obligar a algunos trabajadores a volver a la línea. Pero los trabajadores de la “tripulación C” continuaron la lucha después de llegar a la planta alrededor de las 3:30 a.m. del viernes por la mañana. Los trabajadores publicaron videos pidiendo apoyo, uno de los cuales tiene más de 1,600 visitas solo en Twitter.

Los trabajadores en la planta de ensamble Jefferson North detienen la producción [Twitter, @GIMMEAPCNOW15]

Los trabajadores están tomando medidas independientemente y en oposición al UAW, reanudando la lucha llevada a cabo en marzo por los trabajadores automotores en Indiana, Michigan, Ohio y Ontario, Canadá, que se negaron a trabajar en condiciones inseguras y forzaron el cierre de la industria automotriz norteamericana por casi dos meses.

El Boletín de los Trabajadores Automotores del World Socialist Web Site fue el primero en informar sobre el paro laboral en JNAP después de ser alertado por los trabajadores de la planta a medida que se desarrollaba. El artículo llegó a decenas de miles de trabajadores en cuestión de horas. La huelga salvaje fue objeto de un apagón mediático de la prensa nacional y solo fue reportada por primera vez por los medios locales hasta el viernes por la tarde. Esos informes repitieron las dudosas afirmaciones de la Administración de que no había casos confirmados del virus en la planta.

La lucha crítica de los trabajadores de JNAP se desarrolla bajo condiciones de creciente militancia y resistencia por parte de los trabajadores frente al asalto de la clase dominante contra las vidas y los derechos de los trabajadores en el curso de la pandemia de COVID-19. La campaña de regreso al trabajo, encabezada por Trump pero implementada a nivel estatal y local por los funcionarios demócratas, continúa sin tregua, incluso cuando sus consecuencias catastróficas se pueden ver en los récord de infecciones diarias y una explosión de hospitalizaciones en estados de todo el país.

La absoluta criminalidad de las políticas de la élite gobernante y sus dos partidos está alimentando el crecimiento de una oposición consciente a la explotación capitalista entre amplios sectores de trabajadores. Este es un proceso mundial, ya que los Gobiernos capitalistas a nivel internacional persiguen la misma política homicida de “inmunidad de rebaño” y generan ira y oposición entre los trabajadores de todo el mundo.

Como lo señaló un trabajador de Fiat Chrysler en la planta de transmisiones de Kokomo, Indiana, al Boletín de los Trabajadores Automotores: “Nos están exponiendo a todos a este virus por el todopoderoso dólar. No puedes ponerle un precio a una vida. Nuestras vidas valen más que una transmisión. Nadie está comprando autos ahora de todos modos. Es triste que pongan las transmisiones sobre las vidas”.

Pero los trabajadores están luchando cada vez más. Un grupo de 50 trabajadores agrícolas en el productor de pistachos Primex Farms cerca de Wasco, California, ha estado en huelga desde el jueves para exigir mascarillas, guantes y transparencia sobre casos positivos confirmados. Los trabajadores organizaron la huelga después de enterarse en un noticiero local de que 31 trabajadores agrícolas de la compañía habían contraído COVID-19. La compañía, que posee 5.000 acres de huertos de pistacho en California y otras instalaciones de frutos secos y nueces, no les había dicho nada sobre las infecciones.

Mil enfermeras y personal de apoyo que son miembros del local 121RN del sindicato Service Employees International Union (SEIU) en el Riverside Community Hospital en California hicieron huelga contra la empresa HCA Healthcare. Se oponen a la imposición de recortes salariales, la escasez crónica de personal y la falta de equipos de protección personal (EPP) de alta calidad para proteger al personal médico y de asistencia del riesgo de contraer COVID-19.

El 19 de junio, 3,200 trabajadores de autopartes en Matamoros, México, llevaron a cabo una huelga salvaje contra Tridonex Cardone después de enterarse de que dos compañeros de trabajo habían muerto tras posiblemente contraer COVID-19. Los trabajadores exigieron más información y que las instalaciones se cierren hasta que se cumplan las condiciones de seguridad.

En estas acciones, los trabajadores están entrando en un conflicto irreconciliable con el sistema capitalista y los sindicatos, los cuales colaboran en la campaña de regreso al trabajo y ayudan a hacer cumplir las condiciones inseguras. Los sindicatos buscan aislar a unos trabajadores de otros en todo el mundo, pese a que trabajan para las mismas corporaciones y luchan contra el mismo sistema capitalista y por las mismas protecciones a sus empleos y salud contra un virus que no reconoce fronteras nacionales.

El World Socialist Web Site hace un llamado a todos los trabajadores automotores de EE.UU. e internacionalmente para que apoyen a los trabajadores de JNAP y expandan la lucha en toda la industria.

Un aspecto central de esto es que los trabajadores tomen la lucha en sus propias manos independientemente de los sindicatos. El WSWS llama a los trabajadores a establecer comités de base de seguridad, organizados y controlados democráticamente, para luchar por las demandas que protejan la salud y la seguridad económica de todos los trabajadores. Estas deben incluir el cierre de toda la industria no esencial hasta que termine la pandemia, la compensación total por la pérdida de ingresos, una cobertura médica completa, el derecho a un lugar de trabajo seguro, equipos de protección personal de la más alta calidad y atención médica gratuita para los trabajadores que se enfermen.

Los comités podrán monitorear las condiciones en las plantas y reducir las velocidades de producción en las líneas, aire acondicionado y descansos adecuados. Se comunicarán y coordinarán con los trabajadores y plantas en todo el país y en todo el mundo y, cuando sea necesario, detendrán la producción para proteger la seguridad y la salud de los trabajadores.

Los trabajadores estadounidenses deben unirse con sus hermanos y hermanas de todo el mundo para exigir las medidas necesarias para detener la pandemia y salvar vidas, medidas que los Gobiernos capitalistas no llevarán a cabo porque esos Gobiernos sirven a los intereses de las élites financieras corporativas, que están en conflicto con la ciencia, la colaboración internacional y la organización de los recursos necesarios para detener la pandemia.

La lucha por los derechos básicos de los trabajadores es una lucha política contra el sistema capitalista.

La autora también recomienda:

¡Por acciones obreras internacionales contra la pandemia del COVID-19!
[25 junio 2020]

¡Construyan comités de base en las fábricas y lugares de trabajo para prevenir la transmisión del COVID-19 y salvar vidas!
[22 mayo 2020]

Production stoppage continues Friday at Fiat Chrysler Jefferson North auto plant in Detroit over COVID-19
[26 June 2020]

(Publicado originalmente en inglés el 27 de junio de 2020)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.