"Hay tanta crueldad con la situación": hospitales de la ciudad de Nueva York agobiados por el aumento de coronavirus

por Clara Weiss
28 marzo 2020

Los nombres de los trabajadores que entrevistamos han sido cambiados para proteger sus identidades. Si usted es un trabajador médico y desea hablar sobre la crisis que se desarrolla, con comuníquese el WSWS.

El número de pacientes confirmados con coronavirus en Nueva York, ahora el epicentro de la propagación del virus en los Estados Unidos, continúa en aumento. Hasta el jueves, había 37,258 personas que habían dado positivo en el estado de Nueva York, más de 21,000 en la ciudad de Nueva York. Más de 5,000 han sido hospitalizados, un aumento del 40 por ciento en la hospitalización en las últimas 24 horas. Ahora hay 1,290 pacientes en unidades de UCI. Se espera que todos los 1,800 puestos de UCI en la ciudad se llenen el viernes. La cifra de muertos aumentó a 385, y 100 murieron entre el miércoles y el jueves. Alrededor del 53 por ciento de las personas con casos confirmados tienen entre 18 y 49 años.

En el Hospital Bellevue en Manhattan, se instaló una enorme morgue improvisada con tiendas y camiones refrigerados. Según Politico, las morgues de la ciudad de Nueva York, capaces de manejar hasta 4,500 cuerpos, se están acercando a su capacidad y probablemente se verán abrumados la próxima semana. El estado ha pedido a FEMA 85 remolques refrigerados para manejar el desbordamiento de muertos.

Los hospitales en Nueva York, que constituyen la red más grande en los Estados Unidos, ya están abrumados. Han surgido informes horrendos sobre el número vertiginoso de pacientes y muertos, la escasez crítica de equipos de protección personal (EPP), ventiladores y otros equipos, y el personal médico que enferma surgido de prácticamente todos los hospitales de la ciudad. Hay docenas de peticiones en línea para solicitar donaciones de EPP que se necesita desesperadamente para el personal médico.

Morgue en el Hospital Bellevue. Foto de Bryan R. Smith / AFP.

Ahora solo se están construyendo 1,000 camas adicionales en el Centro Javits. Un barco de la Armada con 1,000 camas de hospital adicionales está programado para llegar a la ciudad dentro de una semana. Estas iniciativas improvisadas están lejos de satisfacer las necesidades del rápido aumento. La ciudad cuenta con poco más de 53,000 camas de hospital y necesitará entre 114,000 y 150,000 camas, incluyendo hasta 37,000 camas de UCI para hacer frente a la crisis, que todavía está en sus primeras etapas.

También hay una grave escasez de personal. Un paciente con COVID-19 requiere en promedio la atención médica de cinco a seis profesionales, incluyendo un terapeuta respiratorio, un asistente médico, médicos y un trabajador social. La Universidad de Nueva York y la Universidad de Cornell están graduando a sus estudiantes de último año de las escuelas de medicina antes del día de graduación para que puedan unirse de inmediato a la fuerza laboral. Alrededor de 40,000 médicos, enfermeras y otro personal médico jubilado se han ofrecido como voluntarios para regresar al trabajo.

Un número considerable del personal ya está infectado o tiene miedo de ir a trabajar debido al equipo lamentablemente inadecuado. Docenas de paramédicos y bomberos han dado positivo, y al menos un paramédico de 36 años se encuentra en estado crítico. No se han publicado números para enfermeras y médicos. El martes por la noche, la primera enfermera, una trabajadora de 48 años en el hospital Mount Sinai West, murió a causa de COVID-19, extendiendo el pánico a través de la comunidad médica.

Kayla, una enfermera del programa de tratamiento con opioides en el hospital, habló con el WSWS el miércoles. Llamó a los noticieros sobre la "completamente devastadora" muerte de su colega y dijo que el hospital, que trata a más de 700 pacientes con coronavirus, no informó a su personal sobre la cantidad de trabajadores médicos infectados. Tampoco le fue posible averiguar si era positiva. "Incluso como trabajador del hospital no tengo acceso a las pruebas. Si tuviera dinero, fácilmente podría hacerme la prueba".

Las reglas vigentes en la ciudad ahora obligan al personal del hospital a continuar trabajando a menos que estén gravemente enfermos. Cuando están enfermos y no tienen fiebre, no deben permanecer fuera del trabajo por más de tres días. Si tienen fiebre, el límite de tiempo es de siete días, muy por debajo del período de dos a cuatro semanas en el que se informa que los pacientes con coronavirus son infecciosos.

En su conferencia de prensa el jueves, el gobernador demócrata Andrew Cuomo declaró que el personal médico de Mount Sinai West "tiene todo el PPE que necesitan". Esta es una mentira descarada. A principios de esta semana, una foto circulada en las redes sociales mostraba a las enfermeras usando bolsas de basura debido a la falta de batas protectoras en el hospital.

Kayla dijo: “No estamos preparadas para una situación como ésta en absoluto. La cantidad de máscaras es limitada y la cantidad de guantes y jabón de manos también es limitado. Estamos haciendo lo mejor que podemos con los recursos que tenemos, pero el hospital en general no tiene suficientes máscaras y guantes para cubrir al personal médico, y mucho menos departamentos separados. ... Hay un estado de ánimo general de miedo. Todos tenemos miedo. Trabajo con médicos, enfermeras, consejeros y la administración. Estamos asustados. No solo por nosotros sino por nuestros pacientes".

Según los funcionarios de la ciudad, el hospital de Elmhurst en Queens ahora es la "zona cero" de la crisis en la ciudad de Nueva York. El hospital es uno de los dos únicos hospitales públicos que sirven a una comunidad de clase obrera enorme y étnicamente diversa. Durante más de una semana, ha habido largas filas con cientos de personas esperando para hacerse la prueba, y los enfermos obligados a regresar día tras día sin ser vistos. Con solo 545 camas, el hospital tiene cientos de pacientes con coronavirus. En un llama do dramático al público, un médico de emergencias calificó el aumento de coronavirus en el hospital como "apocalíptico" y declaró: "La gente está muriendo. No tenemos las herramientas que necesitamos en el departamento médico ni en el hospital para cuidarlos".

Otro médico de Elmhurst le dijo a Buzzfeed: “Elmhurst está siendo destruido. Es muy, muy horrible. El hospital tiene una unidad de cuidados intensivos de 15 camas que normalmente cubriría pacientes respiratorios o pacientes con cualquier enfermedad importante que requiera intubación. ... [Ahora] Todo es COVID. Eso es una locura". Señaló que no solo falta EPP para el personal, sino también camas, sillas y ventiladores.

"Es bastante común ver a alguien llorando en el pasillo. Lo vi dos veces hoy. Algo como 12 personas murieron ayer. Estos son números locos para un hospital, donde generalmente tienes uno o dos por día. Ellas [las enfermeras] ni siquiera cambian de EPP. Se preparan una vez, y eso es todo el turno. No quieren estar expuestas por un segundo, y muchas de ellas ya están gritando con fiebre ".

En el New York Presbyterian, un gran hospital privado, los médicos comenzaron a tratar a dos pacientes con una máquina de ventilación, algo sin precedentes en el hospital. El director de Salud Pública Global de Presbyterian, Dr. Graig Spencer, declaró: “La semana pasada, estábamos buscando a uno o dos pacientes con coronavirus que pudieran estar en la sala de emergencias. Ahora, es difícil encontrar uno o dos pacientes que no sean de coronavirus. El aumento es absolutamente asombroso".

Enfermeras vestidas con bolsas de basura en el Monte Sinaí Oeste

Los pacientes de Nueva York también están siendo tratados en otros estados. Una enfermera en un pequeño hospital de Connecticut le dijo al WSWS que su hospital estaba tratando a muchos pacientes de Nueva York. Ya habían alcanzado su capacidad total con 32 pacientes en cuidados generales y 15 pacientes en la UCI. "Si tuviéramos solo cinco personas más que necesitan respiraderos, no tendríamos suficiente". El número de casos confirmados aumentó en 292 por ciento desde el domingo en Connecticut, un aumento más pronunciado que en cualquier otro estado de EE. UU.

Los trabajadores médicos y los pacientes en la ciudad de Nueva York, que es el hogar de Wall Street y tiene el mayor número de mil millonarios y multimillonarios residentes en el país, se enfrentan al resultado mortal y criminal de políticas definidas: décadas de recortes sociales y una política deliberada de negligencia maligna por parte de la clase dominante en respuesta a la pandemia de coronavirus.

Eric, un trabajador social que trabaja con pacientes psiquiátricos en el Hospital Bellevue, le dijo al WSWS que incluso antes de la crisis había escasez de personal de limpieza en el hospital. Él y sus compañeros de trabajo tuvieron que limpiar sus espacios de oficinas ellos mismos al recibir pacientes. Solo se instaló un desinfectante para manos en un área común cuando comenzó el brote del coronavirus, y la administración se negó explícitamente a proporcionar más.

"No se trataba de si, sino de cuándo [ocurriría una pandemia]. El sector de la salud pública se ha reducido durante décadas. Hay tanta crueldad con la situación en este momento ... Todos estamos compitiendo por estos recursos. En salud pública, eso es todo lo contrario del enfoque que debe adoptarse".

"Tenemos un refugio para hombres a dos cuadras de nosotros. Tenemos muchos pacientes a partir de ahí. ... Tenemos muchas personas indocumentadas ... Tenemos muchos pacientes aterrorizados: ¿qué significa si me enfermo? ¿Qué pasa si pierdo mi trabajo, y este supuesto dos billones de dólares no tiene ningún efecto para mí? Hay una profunda crueldad en esto. [Están siendo tratados] como si estas no fueran vidas de personas reales. ... Estoy de acuerdo en que debe haber una reestructuración fundamental de cómo funciona la sociedad y cómo se asignan los recursos. No podemos vivir en una sociedad donde tenemos una gran disparidad de riqueza y recursos que solo unas pocas personas obtienen lo que necesitan, mientras que el resto es solo fuera de suerte”.

(Publicado originalmente en inglés el 27 de marzo de 2020)

La autora también recomienda :

¿Cuántos necesitan morir por Wall Street?
[27 marzo 2020]

Un cuento de dos subidas: Wall Street repunta en medio de brote de coronavirus en la ciudad de Nueva York
[27 Marzo 2020]

Coronavirus crisis in New York: As doctors warn of “our Chernobyl,” state government plans Medicaid cuts
[23 marzo 2020]