Sanders en el programa de TV "60 minutos" explica la voluntad de usar el poder militar de los EE. UU.

por Patrick Martin
26 febrero 2020

Uno de los aspectos más importantes de la aparición de Bernie Sanders el domingo por la noche en el programa de la CBS "60 Minutes" fue una sección de la entrevista que la cadena eligió no transmitir, pero que, sin embargo, estaba disponible en su sitio web y fue ampliamente citada en los medios después.

El candidato presidencial demócrata, el senador Bernie Sanders, habla con sus partidarios en Des Moines, Iowa, el 3 de febrero de 2020 [Crédito: AP Photo/Pablo Martinez Monsivais]

Esta fue una discusión entre Sanders y el entrevistador Anderson Cooper sobre la cuestión de los Estados Unidos haciendo la guerra, en la que el candidato principal para la nominación presidencial demócrata expresó sus opiniones sobre las circunstancias en las que ordenaría una acción militar.

"Tenemos los mejores militares del mundo", fue la primera respuesta de Sanders cuando Cooper planteó la cuestión de su postura anterior de oponerse a las intervenciones militares estadounidenses en el extranjero. Cuando se le pidió que explicara las circunstancias en las que él, como presidente, enviaría a las fuerzas estadounidenses al combate, Sanders respondió: “Sin duda, las amenazas contra el pueblo estadounidense. Amenazas contra nuestros aliados. Yo creo en la OTAN. Creo que Estados Unidos, en igualdad de condiciones, debería trabajar con otros países en alianza, no hacerlo solo”.

Cuando Cooper preguntó si ordenaría una acción militar si China atacaba a Taiwán, una isla que Estados Unidos reconoce oficialmente como territorio chino, Sanders respondió: “Sí. Quiero decir, creo que debemos dejar en claro a los países de todo el mundo que no nos sentaremos y permitiremos que se produzcan invasiones, absolutamente".

Dado que casi todas las guerras de agresión estadounidenses de los últimos 30 años se libraron bajo tales pretextos, la respuesta de Sanders debería alertar a los trabajadores y jóvenes que se han unido a su campaña pensando que él es un verdadero oponente de la guerra.

La administración de George H. W. Bush lanzó la guerra del Golfo Pérsico de 1991 con el pretexto de oponerse a la invasión de Kuwait por el presidente iraquí Saddam Hussein. La administración de Bill Clinton bombardeó objetivos serbios en Bosnia y luego bombardeó la propia Serbia, citando actos de agresión de las fuerzas serbias contra musulmanes bosnios y kosovares como pretexto.

La administración de George W. Bush invadió Afganistán alegando que esta fue una respuesta necesaria a los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Estados Unidos. Empleó el mismo pretexto, sobre una base aún más raída y deshonesta, para justificar la invasión de Irak en 2003, que no tuvo nada que ver con los ataques del 11 de septiembre.

El gobierno de Obama libró la guerra durante todos sus ocho años en el cargo, en Afganistán, Irak, y mediante el uso de drones y fuerzas de poder en Siria, Yemen y muchos otros países. Cabe recordar que durante su primera carrera para la presidencia, cuando se le preguntó a Sanders si usaría drones y fuerzas especiales en la "guerra contra el terror", respondió: "Todo eso y más".

En cuanto a las "amenazas contra nuestros aliados", dicho criterio podría usarse para justificar la intervención militar de Estados Unidos contra Rusia en caso de nuevos enfrentamientos fronterizos con Ucrania o conflictos entre Moscú y los regímenes ferozmente antirrusos de la derecha en los estados bálticos. Otros enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno turco y sirio podrían involucrar a las fuerzas rusas, llevándolos a un conflicto militar con Turquía, un miembro de la OTAN.

En caso de conflictos navales entre China y Japón o Corea del Sur por islotes en disputa, o con cualquier número de países del sudeste asiático que impugnen reclamos chinos a partes del Mar del Sur de China, Estados Unidos podría ir a la guerra con otro rival con armas nucleares. sobre la base de los criterios de Sanders.

De manera reveladora, en la entrevista de "60 minutos", Sanders no hizo una sola crítica de las belicosas amenazas de la administración Trump contra Irán, Venezuela u otros países en busca de la intimidación imperialista por parte de Washington. Criticó las propuestas amistosas de Trump hacia Corea del Norte, aunque dijo que no descartaría reunirse con el dictador del país, Kim Jong-un.

Estos comentarios siguen a una respuesta de la campaña de Sanders a una encuesta del New York Times sobre los candidatos demócratas, en la que Sanders dijo que consideraría el uso preventivo de la fuerza militar contra una prueba nuclear o de misiles iraní o norcoreana.

Sanders buscó combinar su enfoque generalmente "dominante" de la política exterior imperialista con un poco de postura de izquierda en relación con Cuba. Le dijo a Cooper, en respuesta a una pregunta sobre su simpatía pasada por el régimen sandinista en Nicaragua, y la oposición a las sanciones de Estados Unidos contra Cuba: "Estamos muy en contra de la naturaleza autoritaria de Cuba, pero ya sabes, es injusto decir simplemente todo está mal. ¿Ya sabes? Cuando Fidel Castro llegó al cargo, ¿sabes lo que hizo? Tenía un programa masivo de alfabetización. ¿Es eso algo malo? ¿Aunque Fidel Castro lo hizo”?

Anticipando la respuesta de hostigamiento rojo de los republicanos y los grupos de exiliados cubanos en el sur de Florida, Sanders organizó su propio hostigamiento preventivo contra Trump, sugiriendo que el presidente no tenía derecho a criticarlo por ser tan blando con Castro por sus propias "cartas de amor" a Kim Jong-un.

Hay otro incidente que plantea preguntas sobre las afirmaciones de Sanders de ser un candidato opuesto a las "guerras interminables" del imperialismo estadounidense. Cuando los periodistas le preguntaron sobre el informe del Washington Post el viernes de que las agencias de inteligencia estadounidenses le habían notificado sobre supuestos esfuerzos rusos para interferir en las elecciones estadounidenses en su apoyo, dijo que había recibido una sesión informativa "hace aproximadamente un mes".

Cuando se le preguntó por qué no había revelado la sesión informativa o su tema, Sanders respondió: "Porque voy a muchas sesiones informativas de inteligencia que no revelo al público".

(Publicado originalmente en inglés el 25 de febrero de 2020)