¡Detengan todas las redadas antiinmigrantes! ¡Abolir ICE y CBP! ¡Por una política socialista de fronteras abiertas!

por Norissa Santa Cruz – Candidato del Partido Socialista por la Igualdad para vicepresidente de EE.UU. y 17 de febrero de 2020
20 febrero 2020

Como candidato a la vicepresidencia del Partido Socialista por la Igualdad en las elecciones de 2020, denuncio los movimientos dictatoriales de la administración Trump para desplegar agentes de patrulla fronteriza militarizados con el fin llevar a cabo redadas y aterrorizar a los barrios inmigrantes en todo el país.

El PSI exige el fin inmediato de todas las deportaciones, junto con la abolición de la Inmigración, el Control de Aduanas y la Aduana y Protección Fronteriza.

Norissa Santa Cruz

Trump está desplegando equipos de la unidad similar a SWAT conocida como BORTAC en "ciudades santuario", donde los gobiernos locales han ordenado a la policía que no cumpla plenamente con los agentes federales de inmigración. Las ciudades objetivo son Atlanta, Boston, Chicago, Detroit, Houston, Los Ángeles, Nueva Orleans, Nueva York, San Francisco y Newark en Nueva Jersey.

Estos escuadrones, que han recibido adiestramiento de tipo Fuerzas Especiales, incluyen miembros entrenados como francotiradores. Se les indica que rompan a las familias con fuerza militar bruta. También están dirigidos a crear una atmósfera de intimidación y miedo en los barrios y ciudades inmigrantes de clase trabajadora donde Trump es incapaz de hacer una aparición debido a su extrema impopularidad.

Estas acciones forman parte de las medidas fascistas de la administración Trump destinadas a avivar el nacionalismo extremo y atacar a inmigrantes y refugiados.

El Partido Demócrata es plenamente cómplice de las políticas antiinmigrantes de la administración Trump. Bajo el presidente Barack Obama, millones fueron deportados, y se estableció una red de campos de concentración, que Trump está utilizando para encarcelar a decenas de miles, incluidos niños.

Los demócratas trabajaron sistemáticamente para reprimir y canalizar la oposición popular a Trump que estalló después de su elección, incluyendo sus políticas antiinmigrantes. Han asegurado el financiamiento continuo del aparato de detención de inmigrantes y no han hecho nada para oponerse a la transferencia ilegal de miles de millones de dólares para construir un muro fronterizo con México.

Bernie Sanders, que ha pasado a la cima de las encuestas en el Partido Demócrata, no representa una alternativa. Sanders está desempeñando un papel fundamental en la canalización de la oposición masiva entre los trabajadores y los jóvenes detrás del partido democrático de derecha. Sanders, además, llamó infamemente fronteras abiertas una "propuesta de los hermanos Koch" y ha elogiado a Obama, el "deportador en jefe", como modelo.

El ataque a los inmigrantes es un ataque a toda la clase trabajadora. La clase dominante quiere que la población se acostumbre a la vista de coches no identificados que arrastran a la gente a plena luz del día a los campos de internamiento, para que nunca se vuelva a ver. Quiere enfrentar a los trabajadores unos contra otros a lo largo de las líneas nacionalistas, para que no se unan contra el verdadero enemigo: el capitalismo.

El Partido Socialista por la Igualdad lucha por la unidad internacional de la clase trabajadora contra el capitalismo y el fin del sistema nación-estado. Nos oponemos a los ataques contra los inmigrantes y al intento de los movimientos de extrema derecha de culparlos de la crisis de la sociedad estadounidense.

Todos los trabajadores en los Estados Unidos deben tomar una posición para oponerse a los ataques bipartidistas contra los inmigrantes. Las medidas que se están utilizando hoy contra los inmigrantes, incluido el despliegue de la fuerza federal militarizada, se utilizarán contra todos los trabajadores para reprimir las protestas y huelgas.

Frente a la militarización de las fronteras y la persecución de los inmigrantes, el PSI propone fronteras abiertas: el derecho de todos los trabajadores a vivir en el país que elijan, con plenos derechos de ciudadanía, incluido el derecho a trabajar y viajar sin temor a la deportación o represión.

La defensa de los inmigrantes debe estar conectada a un programa socialista para garantizar que todos tengan derecho a un trabajo decente y bien remunerado, atención médica y educación gratuita, un entorno limpio, acceso a la cultura y un mundo libre de guerras y violencia.

Los recursos existen para hacer frente a estos derechos sociales para todos los trabajadores. El problema es el sistema capitalista y la monopolización de la gran mayoría de la riqueza de la humanidad por una pequeña élite corporativa y financiera.

El capitalismo nos ha mostrado el único futuro que puede ofrecer: muros, represión, guerra. Contra esta locura pedimos socialismo: una economía mundial en interés de la necesidad humana, no del beneficio privado.

Todos aquellos que quieren defender a los inmigrantes y unirse a la clase trabajadora en la lucha por el socialismo contra el capitalismo deben unirse y apoyar nuestra campaña electoral. ¡Visita socialism2020.org para registrarte hoy mismo!

(Publicado originalmente en inglés el 17 de febrero de 2020)

 

El autor también recomienda:

Los demócratas excluyen las políticas antiinmigrantes fascistas de Trump de su investigación de juicio político
[4 octubre 2019]

La Casa Blanca ordena a unidad militarizada de la patrulla fronteriza a llevar a cabo redadas en “ciudades santuario”
[17 febrero 2020]