La generación del milenio en Estados Unidos: la vida al borde

por Genevieve Leigh
25 mayo 2019

Para la elite gobernante estadounidense, la vida nunca ha sido mejor.

El padre del secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, acaba de completar la compra más costosa de la obra de un artista vivo en la historia de los Estados Unidos, gastando más de $91 millones en una escultura metálica de tres pies de altura. Ken Griffin, el fundador del fondo de cobertura Citadel, recientemente gastó $238 millones en un departamento lujoso en la ciudad de Nueva York, la casa más cara de los Estados Unidos que se haya comprado. Y Jeff Bezos, de Amazon, el hombre más rico del mundo, ha invertido $42 millones en un reloj de 10,000 años.

El mercado de valores está en auge, y el presidente Donald Trump se jacta a cada oportunidad de que la tasa de desempleo es la más baja que de las últimas cinco décadas.

Sin embargo, la clase obrera, la gran mayoría de la población, se enfrenta a una crisis social, económica, de salud y psicológica sin precedentes. Los mismos procesos que han producido vastas sumas de riqueza para la elite gobernante han dejado a millones de trabajadores al borde de la existencia.

Tal vez ningún segmento de la población refleja las consecuencias devastadoras de estos procesos tan severamente como la generación de jóvenes considerados como los "milenarios", aquellos nacidos aproximadamente entre los años 1981 y 1996. Más de la mitad de los 72 millones de milenarios estadounidenses tiene ahora más de 30 años, con el mayor de ellos cumpliendo 38 este año.

Una exposición reciente del Wall Street Journal señaló que los milenarios están "en una peor situación financiera que las generaciones anteriores y quizás no puedan recuperarse". El artículo, "Milenarios Cerca de la Edad Media en Crisis", concluye afirmando que las personas nacidas en la década de 1980 están en riesgo de convertirse en la "generación perdida de Estados Unidos".

El conjunto más viejo de esta generación nació a principios de los años de Reagan, pregonando una era de contrarrevolución social contra la clase obrera que vio el desmantelamiento de gran parte de la infraestructura industrial del país y la reestructuración de la vida económica en beneficio de los bancos, fondos de inversión y otras firmas financieras, con la colaboración de los sindicatos.

En el momento en que estos jóvenes llegaron al mercado laboral, la crisis financiera de 2008 golpeó, acelerando enormemente todos los procesos iniciados en la década de 1980. La Administración de Obama organizó el rescate de los bancos y una transferencia masiva de riqueza de la clase trabajadora hacia los ricos.

Los resultados han sido devastadores.

Educación

Más milenarios tienen un título universitario que cualquier otra generación de adultos jóvenes. En 2013, el 47 por ciento de los jóvenes de 25 a 34 años recibieron un título de educación superior. Para la mayoría, sin embargo, obtener una educación universitaria no ha resultado en un aumento significativo en su calidad de vida.

En cambio, millones de jóvenes están trabajando en empleos para los cuales están ampliamente sobrecualificados y están encadenados a niveles de deuda sin precedentes. Para los milenarios que no fueron a la universidad, la situación es aún peor.

Los milenarios han acumulado 300% más deuda estudiantil que la generación de sus padres (izquierda), el número de horas de salario mínimo para pagar cuatro años de universidad (derecha)

Trabajos y salarios

Muchos milenarios se basan en lo que se conoce como la "economía del trabajo casual" o gig economy, donde los trabajadores a menudo ganan el salario mínimo, no tienen beneficios ni plan de jubilación, y se ven obligados a trabajar en dos, tres o incluso cuatro trabajos para llegar a fin de mes.

Este trabajo a menudo se paga por tarea, asignación o ventas, y solo requiere una relación a corto plazo entre el trabajador y el cliente. Estos incluyen trabajos como trabajo independiente, conducción para Uber, ventas en Etsy, alquiler de habitaciones en Airbnb y otros empleos temporales.

Proporción de la remuneración de CEO sobre la de los trabajadores

Vivienda

Entre 2001 y 2014, el número de hogares que gastaron más de la mitad de sus ingresos en renta creció más del 50 por ciento. A medida que los precios de las viviendas se han disparado, el número de personas de 30 a 34 años (el segmento mayor de los milenarios) que poseen casas se ha desplomado.

Andréa, una trabajadora para una organización sin fines de lucro en California

Andréa trabaja para una organización sin fines de lucro, tiene 25 años de edad y es de California. "No fui a Columbia o Harvard. Tengo una educación básica. Fui responsable y me quedé cerca para pagar la matrícula estatal. Ahora, con miles de dólares en deuda, lo más bajo que puede ser mi pago mensual es de $200.

“Tiene un impacto en cada decisión que tomo. Cualquier factura extra importa. No puedo pensar en comprar un auto o enfermarme. En el invierno, tuve que ir a la sala de emergencias. No pasé más de una hora en la sala de emergencias. Dos meses después, recibí una factura por correo que decía que me estaban cobrando $9,000.

“Hoy en día tu dinero está dividido de muchas maneras. Siento que todas las decisiones de mi vida se toman a la sombra de mi deuda. Afecta las decisiones sobre cómo comenzar una familia, dónde y cómo vivir. Sinceramente, siento que no hay espacio para soñar con ser dueña de una casa".

Salud y Cuidado de Salud

Ser pobre en Estados Unidos es un claro indicador de que la atención médica que se reciba será muy inferior a la de sus homólogos ricos. Las estadísticas sobre el acceso, el costo y la calidad de la atención médica para los milenarios son, sobre todo, una condena a la política nacional de "Obamacare" del expresidente Barack Obama, quien reestructuró aún más el sistema de atención médica de los EUA en interés de las grandes empresas.

Emma, una cantante y artista de Massachusetts

Emma es una joven de 30 años de Massachusetts. Ella es graduada de la universidad y trabaja como cantante y artista.

“Cuando algo me duele o estoy enferma, espero un momento y veo si desaparece porque tengo miedo de gastar un montón de dinero para ver a un médico. Hace dos veranos me enfermé bastante. Terminé yendo al médico y tuve que gastar $1,200 para tratar la faringitis estreptocócica. Fue un costo que no podía pagar. En ese momento yo estaba entre dos contratos con la misma empresa. Como no estaba bajo contrato, ya no era algo de lo que debían preocuparse.

"Creo que, para los milenarios de clase trabajadora, parece que toda tu vida es una crisis constante".

Patrones e hitos sociales

La precaria situación financiera que enfrentan los milenarios ha alterado profundamente las condiciones demográficas y económicas de toda una generación, que se espera que dure hasta finales del siglo.

Los milenarios y la clase trabajadora

Si bien la comparación entre generaciones es útil para detallar la disminución significativa de las condiciones para la clase trabajadora en su conjunto, puede dar una visión distorsionada de los problemas reales involucrados en esta inmensa crisis social.

Muchas narrativas de los medios de comunicación principales, que ocultan los problemas fundamentales de clase, intentan enfrentar a las generaciones entre sí, con titulares como "Cómo los baby boomers destrozaron la economía para los milenarios" de Vox, o "La próxima guerra entre generaciones", que recientemente se publicó en The Atlantic .

Sin embargo, los milenarios como generación se dividen por clase al igual que con todas las generaciones. Entre los muchos hitos históricos de la generación del milenio se encuentra también el de la desigualdad de ingresos.

Hay una capa significativa de la generación del milenio que ha entrado en las filas de los ultrarricos. En 2003, solo había 21 milmillonarios en dólares menores de 40 años. Para 2017, el número se había más que duplicado a 46.

La riqueza promedio de los jóvenes milmillonarios también está en aumento. Hace siete años, el joven milmillonario promedio tenía un promedio de $3,2 mil millones. Hoy en día, los milenarios más ricos tienen en promedio $4,1 mil millones.

Las condiciones que enfrentan los milenarios de la clase trabajadora son las mismas condiciones que enfrenta toda la clase trabajadora, en la que la generación del milenio es una capa particularmente vulnerable.

Cada grupo de edad de la clase trabajadora se ha visto profundamente afectado por la disminución de los niveles de vida en los últimos cuarenta años. Los datos recientes muestran que las muertes por suicidio y otras "muertes por desesperación" se han incrementado dramáticamente entre las personas de 45 a 64 años (en su mayoría. de la generación X).

Entre los que son mayores, incluyendo muchos baby boomers, se dice que alrededor del 14.7 por ciento padecen inseguridad alimentaria, con un total de al menos 9.8 millones de personas. En comparación con 2001, esto representa un aumento del 37 por ciento, con un aumento en el número de adultos mayores en el mismo período del 109 por ciento.

La generación más joven ha alcanzado la mayoría de edad en un mundo de inmensa contradicción, con enormes desarrollos en la tecnología y la ciencia, mientras que al mismo tiempo se ven envueltos en las condiciones de vida del pasado, cada vez más parecidas a las de la década de 1920. La inestabilidad y la incertidumbre son algunas de las características definitorias de la vida cotidiana. La mayoría de los milenarios están a solo un acontecimiento de perderlo todo.

Sin embargo, estas condiciones también han creado la base objetiva para una vasta radicalización de los jóvenes y los trabajadores en todo el mundo. Los últimos dos años han sido marcados por el resurgimiento de la lucha de clases a nivel internacional.

Como el propio Journal señala nerviosamente, la generación milenaria es también la primera generación en favorecer más al socialismo que al capitalismo. Como muestra encuesta tras encuesta, la popularidad del socialismo entre los jóvenes está creciendo a un ritmo acelerado.

Lejos de convertirse en la "Generación Perdida" predicha por el Wall Street Journal, esta generación de trabajadores lleva dentro una enorme fuente de potencial revolucionario.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 24 de mayo de 2019)