Trabajadores automotores y simpatizantes se manifiestan en Detroit para oponerse a cierres y despidos de GM

por Niles Niemuth
13 febrero 2019

Más de 100 trabajadores y simpatizantes de todo el Medio Oeste marcharon el sábado en Detroit para oponerse a los planes de General Motors para el cierre de plantas y despidos en los Estados Unidos y Canadá. La demostración fue organizada por el WSWS Autoworker Newsletter (Boletín de Trabajadores Automotores de WSWS) y el Comité Directivo de la Coalición de Comités Independientes de Base.

GM anunció planes a fines del año pasado para cerrar cinco plantas, incluidas las principales plantas de ensamblaje en Detroit-Hamtramck, Lordstown, Ohio y Oshawa, Ontario, Canadá, y destruir los empleos de 14,000 trabajadores de producción y asalariados. Los primeros despidos se produjeron la semana pasada, cuando GM comenzó a despedir a 4,250 trabajadores de cuello blanco.

Una sección de la manifestación frente a la sede mundial de GM

La manifestación del sábado, la primera y única oposición organizada a los cierres y despidos, fue convocada sobre la base de la lucha para unificar a la clase obrera internacionalmente, independientemente de los sindicatos, a través de la formación de comités independientes de base en las fábricas. Los sindicatos a favor de la compañía, la United Auto Workers (UAW) en los Estado Unidos y Unifor en Canadá, no están haciendo nada para detener los cierres, sino que empujan el veneno del nacionalismo culpando a los trabajadores en México.

La manifestación y la reunión posterior en la Segunda Iglesia Bautista de Detroit fueron seguidas por trabajadores de todo el mundo en las redes sociales. La protesta recibió fuertes declaraciones de apoyo de representantes de los trabajadores de Maruti Suzuki condenados por cargos falsos en India, trabajadores de plantaciones de té en Sri Lanka y trabajadores de autopartes en Matamoros, México. También se enviaron saludos de trabajadores de Turquía, Alemania, el Reino Unido y Australia.

Otra sección de la protesta

Trabajadores y jóvenes a través de los estados de Michigan, Illinois, Iowa y Nueva York marcharon durante una hora frente a la sede mundial de GM en el Renaissance Center, en la ribera del centro de Detroit. Delegaciones de estudiantes fueron movilizadas por las ramas de la Juventud Internacional y Estudiantes por la Igualdad Social en la universidad Wayne State en Detroit y la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

Los manifestantes gritaron consignas, que incluían: “¡Misma lucha, misma batalla! ¡Trabajadores del mundo, únanse!"; "Detroit, Oshawa, Lordstown, ¡no permitiremos que te encierren!"; y “¡Recortes salariales y pérdidas de empleo! ¡El sindicato está trabajando con los jefes!”

Los manifestantes sostuvieron carteles que decían “¡Despidos no! ¡Concesiones no! Luchar contra el cierre de plantas GM”, pidieron la abolición de los odiados salarios y beneficios de dos niveles y la formación de comités de base en cada planta. Otros sostuvieron carteles que decían “¡No más reducciones! Aquí es donde se detienen las concesiones", "Lucha contra la UAW controlada por las empresas", "Lucha por el control de los trabajadores sobre las fábricas" y "¡Lucha por el socialismo! Necesidad social, no ganancia privada".

Desde los escalones del Renaissance Center se dirigieron al rally Lawrence Porter, un extrabajador de Chrysler y el secretario nacional asistente del Partido Socialista por la Igualdad, y Jerry White, editor del WSWS Autoworker Newsletter .

Parte de la manifestación

"Esta demostración ha demostrado que la clase obrera ha tomado una postura", dijo Porter a la multitud. “Una postura en contra de los planes de General Motors. Una postura en contra de los bajos salarios. Una postura contra los intentos de dividir a los trabajadores de sus hermanos y hermanas de todo el mundo. Y una postura en contra de los sindicatos, que se han unido con la dirección. Esta demostración dice que el tiempo para las reducciones y las concesiones ha terminado. ¡Los trabajadores están buscando una manera de luchar!”

White denunció la decisión de GM de cerrar las plantas y devastar a las comunidades de clase trabajadora que dependen de ellas. “Nos reunimos hoy aquí para decir que no aceptamos esta decisión ilegítima. ¡No nos quedaremos sin hacer nada mientras que haya otro ataque criminal de corporaciones que eche a los trabajadores a la calle que han producido muchos miles de millones en ganancias para estas corporaciones!”

"Desde el primer rescate de Chrysler en 1979", declaró White, "United Auto Workers les ha dicho a los trabajadores de automóviles año tras año tras año que deben aceptar recortes de salarios y beneficios para salvar sus empleos. ¿Y qué ha producido eso? Seiscientos mil trabajadores han perdido sus empleos, los trabajadores de mayor edad han sido expulsados y una nueva generación de jóvenes trabajadores de automóviles está pagando salarios de pobreza, trabajadores a tiempo parcial sin ningún tipo de derechos, a pesar de que continúan pagando cuotas a la UAW. Ninguna organización que acepte sobornos de corporaciones y posee 100 millones de acciones en General Motors va a hacer nada para defender a los trabajadores automáticos".

Jerry White da su discurso desde los escalones de la sede mundial de GM en Detroit

White explicó que el Comité Directivo de la Coalición de Comités de Base estaba formado por trabajadores de automóviles, trabajadores de Amazon y maestros en una reunión el 9 de diciembre para eliminar la lucha de los sindicatos controlados por las corporaciones y movilizar a la clase trabajadora contra el sistema capitalista.

Después de escuchar los discursos, los manifestantes luego marcharon por el centro de Detroit hasta la Segunda Iglesia Bautista, que sirvió como una parada en el Ferrocarril Subterráneo para esclavos fugitivos antes de la Guerra Civil de los Estados Unidos. Se dirigieron a la reunión White, David North, el presidente de la Junta Editorial Internacional del WSWS y el presidente nacional de SEP, Joseph Kishore, el secretario nacional de la PSI y Eric London, un escritor de WSWS.

North comenzó señalando la resonancia histórica de la manifestación con la historia de la iglesia. “Solo pueden imaginar cómo los que llegaron a esta iglesia en la década de 1850 vieron las condiciones. ¿Quién podría haber imaginado en 1855 que dentro de una década el poder de los esclavos ya no existiría?

David North

North dijo: "Aquí es donde se organizó la oposición". Explicó que la demostración "dio expresión consciente a las aspiraciones de una clase, una clase cuya conciencia social y comprensión del mundo en que vive se está desarrollando". La manifestación fue una anticipación de lo que vendrá, dijo.

"Los eslóganes que articulamos hoy son eslóganes que serán retomadas por millones y decenas de millones en el próximo período", declaró North. "Estamos luchando para llevar a la clase obrera a la vida política activa, para brindar a las masas una orientación política".

White siguió a North, explicando: "Estamos luchando por la emancipación, para poner fin a la esclavitud moderna, a la esclavitud asalariada, y al capitalismo que ha creado niveles de desigualdad social que harían sonrojar a los faraones". También trajo saludos. a la reunión de Jitender Dhankar, miembro del comité provisional del Sindicato de Trabajadores Maruti Suzuki en la India.

Después de que los trabajadores se rebelaran contra el sindicato de la compañía para formar su propia organización independiente, trece líderes del nuevo sindicato fueron encerrados y sentenciados a cadena perpetua por la muerte de un gerente en una confrontación violenta organizada por la compañía. "Es necesario que construyamos nuestra unidad y basemos nuestra lucha no en una compañía o en una nación, sino en la movilización de los trabajadores del mundo", dijo Dhankar en su carta. (Los saludos se publicarán completos en WSWS).

London habló de la inmensa importancia de las luchas en curso de los trabajadores en México, quienes, como señaló London, a aplauso, "se han convertido en un caso anticuado de fiebre de huelga". Las huelgas se organizaron en oposición a los sindicatos. “Los trabajadores en diferentes países pueden no hablar el mismo idioma, pueden tener diferentes colores de piel, pero todos pertenecen a la misma clase trabajadora ... La lucha por la unidad internacional de la clase trabajadora no es una frase de vacaciones, es una necesidad estratégica”.

London trajo mensajes de apoyo de trabajadores en México y trabajadores inmigrantes en los Estados Unidos que han sido perseguidos por la administración Trump. Una de esas trabajadoras, Griselda, líder del comité de base en Fisher Dynamics en Matamoros, brindó su apoyo al "llamado de una huelga general en Canadá, Estados Unidos y México para poner fin a los despidos, abusos y para ganar salarios justos. Debemos estar unidos. No hay fronteras en nuestra lucha. Nos mantenemos firmes aquí".

Kishore, el orador final, dijo que la manifestación había establecido una estrategia: que la clase obrera debe organizarse independientemente de los sindicatos, que debe basarse en la unidad de todos los trabajadores y que no puede estar subordinada a las ganancias de la élite empresarial y financiera.

Kishore habló sobre el significado de la declaración de Donald Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión de que "Estados Unidos nunca será un país socialista". La clase dominante está aterrorizada, dijo Kishore, por el crecimiento de la oposición de la clase trabajadora, no solo en los Estados Unidos sino en todo el mundo. Explicó que ambos partidos, demócrata y republicano, están unidos en su oposición a la clase obrera.

Joseph Kishore

Las acciones de GM, dijo Kishore, ejemplifican la naturaleza del capitalismo. "Si quieres saber qué es el capitalismo, es GM que cierra cinco plantas y luego entrega miles de millones de dólares a sus inversores de Wall Street".

"La clase dominante le teme a la clase trabajadora", dijo Kishore. "Esta idea, la idea de la lucha de clases, la idea de la revolución social, la idea de una sociedad que se basa en los intereses de la clase trabajadora, que se basa en la igualdad en lugar de la ganancia, esta idea, una vez que ha agarrado a las masas, y está agarrando a las masas, es la fuerza más poderosa en el planeta ".

Nick, un trabajador automotriz que había sido despedido por defender a las empleadas que estaban siendo acosadas sexualmente por funcionarios del sindicato, revisó la experiencia de los trabajadores automotores en los últimos años, explicando la importancia y el papel del WSWS en brindar información y voz a los trabajadores. Él le dijo a la audiencia, los asustamos, y tienen derecho a estar asustados. Tomaremos medidas, pero no lo haremos como individuos, lo haremos a través del Partido Socialista por la Igualdad".

North concluyó la reunión diciendo que el liderazgo de la clase dominante se está "pudriendo". "No son los Donald Trump, y mucho menos los patéticos grupos de colaboradores en los sindicatos, sus aliados en el Partido Demócrata, quienes hablan por los más profundos procesos de evolución histórica. Es este partido, el Partido Socialista por la Igualdad”. Hizo un llamado a los participantes de la reunión para unirse al SEP y construir un liderazgo socialista en la clase obrera.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 11 de febrero de 2019)