Entre más llamados de trabajadores a una lucha internacional

Las empresas, el sindicato piden una intervención federal contra la huelga en Matamoros

por nuestros reporteros
23 enero 2019

Después de su doceavo día de huelga, decenas de miles de trabajadores en Matamoros, México, principalmente de autopartes, continúan paralizando casi la mitad de las 110 plantas maquiladoras en la ciudad.

La huelga ha estremecido la industria automotriz norteamericana. Los trabajadores de Ford y GM en Estados Unidos han reportado bajas de autopartes al Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS, mientras la prensa internacional continúa censurando la huelga.

Parte de la asamblea masiva el martes (Crédito: Cecilia Escalante)

El martes, las empresas exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador (conocido como AMLO) para que interviniera directamente por medio de represión y apelaciones para que los trabajadores acepten un compromiso podrido.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el cual incluye los mayores grupos empresariales en México, le enviaron un comunicado a López Obrador que exhortaba: “apelando a su investidura y autoridad, solicitamos su intervención, ya que en este momento de inestabilidad que vive el sector laboral y empresarial de Matamoros, puede traer consecuencias irreversibles para la economía de la región”. Descaradamente, la declaración admite que los “contratos cuentan con cláusulas que atan directamente sus prestaciones al incremento del salario mínimo”, refiriéndose al bono y aumentos que las empresas se han rehusado a pagar.

Poco después, Juan Villafuerte, el líder del sindicato principal, el SJOIIM, dijo “nos unimos a esa petición” de las empresas. “Es muy, muy, muy necesario ya la intervención sino de la propia secretaria del Trabajo del propio presidente de la república… La gente no escucha a nadie más”, le comentó Villafuerte a la prensa local.

Los llamados a una intervención federal se producen en medio de amenazas a despedir a trabajadores y cerrar la producción, con muchos trabajadores reportando despidos masivos. Los oficiales de la policía y la Marina han sido desplegados a intimidar a los huelguistas. El lunes por la tarde, uno de los trabajadores en huelga, Juan José, fue atacado violentamente por matones que no han sido identificados cuando volvía a su casa después de participar en una marcha masiva.

Juan José tras ataque

Los trabajadores han respondido a estos actos calculados de violencia con una valentía enorme, siguiendo su participación en asambleas masivas y apelando a una mayor unidad y coordinación entre los trabajadores para su protección y para que la huelga se expanda.

Detrás de las espaldas de los trabajadores, las empresas están llevando a cabo discusiones secretas con los sindicatos y los oficiales del Gobierno para sofocar la huelga. Las demandas de los trabajadores de un aumento salarial del 20 por ciento y un bono de 32.000 pesos (1.700 USD) han sido completamente rechazadas por las maquiladoras a pesar de que las pérdidas causadas por la huelga han superado por mucho el costo del bono y el aumento.

Sin embargo, en público, la élite política ha enviado a la abogada laboral, Susana Prieto Terrazas, para que reclame a los trabajadores a mantener su lucha dentro de los canales “aceptables”. La semana pasada, Prieto dijo explícitamente a los trabajadores que no formaran organizaciones independientes, las cuales son necesarias para apelar a los trabajadores internacionalmente: “Compañeros, tienen que presionar, para empezar, al sindicato. No pueden liberarse de Villafuerte por ahora”.

Ayer, se pronunció ante miles de trabajadores en otra asamblea masiva en la plaza principal de Matamoros. Pese a simular empatía por los trabajadores y criticar a los sindicatos, tanto en redes sociales como en persona Prieto reprodujo los argumentos del sindicato y la empresa, insistiendo que “necesitamos al Gobierno Federal” y afirmando que López Obrador defenderá los intereses de los trabajadores, utilizando como prueba su aumento en el salario mínimo de 88 pesos (4.5 USD) a 176 pesos (8 USD) por día a lo largo de la frontera entre EUA y México.

Los trabajadores que quieran saber cómo se vería una “intervención federal” pueden estudiar los ejemplos de la masacre en Oaxaca en 2016, cuando la policía federal disparó y asesinó a maestros en huelga defendiendo la educación pública en Nochixtlán. En 2014, miembros del ejército mexicano participaron en el secuestro y “desaparición” de 43 estudiantes que protestaban las condiciones escolares en Iguala, Guerrero.

Como los trabajadores ahora saben, el decreto del salario mínimo de López Obrador era una fachada creada para que las empresas le recortaran bonos y otras prestaciones, mientras infringían contratos que estipularan aumentos a todo el tabulador de sueldo proporcionales al aumento del 100 por ciento en el salario mínimo.

Más allá, el plan de AMLO para la región fronteriza recorta los impuestos de venta e ingresos, estos últimos del 40 al 20 por ciento y crea nuevos incentivos proempresariales que privarán aún más a estas regiones de los fondos necesarios para la salud, la educación, el transporte y otros servicios sociales vitales.

Como abogada, Prieto cuenta con lazos políticos estrechos al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de López Obrador, el partido oficialista en el país. Según un artículo del 20 de agosto de 2018 en el diario en inglés El Paso Inc., Prieto estaba trabajando estrechamente con el candidato a presidente municipal de Ciudad Juárez y miembro de Morena, Javier González Mocken, durante las elecciones de 2018.

En un artículo del 6 de junio de 2018, 915 Noticias El Paso reportó que Mocken había prometido su respaldo a los empresarios de las maquiladoras, declarando a INDEX-AMAC, la principal asociación de maquiladoras de la ciudad, que el Gobierno debería tener la “inteligencia para hacer compromisos con los corporativos de ustedes”. Dijo a los representantes empresariales, “Les pido se constituyan en parte del Gobierno municipal, si el voto nos favorece”. Según el reporte, uno de los temas discutidos fue el “clima laboral” —un término que se refiere a recortes de salarios, bonos y prestaciones para garantizar ganancias a las empresas—.

Según el reporte de El Paso Inc. posterior a las elecciones, Prieto “estaba detrás del esfuerzo para organizar una marcha en el centro de Juárez” para apoyar la candidatura de Mocken después de perder en un estrecho resultado.

El alcalde de Matamoros, Mario López, quien también es miembro de Morena, participó en la elaboración de los recortes a los bonos a los trabajadores y recientemente denunció su demanda de aumentos.

Los trabajadores están reconociendo cada vez más la mentira de que AMLO y Morena defenderán sus intereses, algo que desmienten sus propias experiencias durante la huelga. Si los trabajadores ceden a la iniciativa del Gobierno, estarán allanando el camino hacia un desastre.

Vecinos comparten comida y refrescos con trabajadores en huelga en la plaza principal de Matamoros

Como le comentó una trabajadora de autopartes en huelga al WSWS el martes, “¡¡Entonces todo es culpa de AMLO!! Por eso no ha metido las narices por nosotros. Pues si esa es la realidad ojalá este conflicto llegue a un buen término para nosotros que somos la clase desprotegida”.

Toda oferta de ayuda y asistencia por parte de políticos o partidos procapitalistas será al final una trampa para los obreros. Los trabajadores solo pueden poner fin a las condiciones abusivas de las maquiladoras, los salarios de pobreza, los servicios sociales escasos y la represión policial-estatal luchando por movilizar su fuerza independiente como clase contra la fuente de toda explotación: el sistema capitalista.

Es algo crítico que los trabajadores continúen desarrollando su lucha independiente de elegir representantes de las mismas bases obreras, en oposición a los sindicatos, todos los partidos capitalistas y sus representantes, para formar un comité de huelga nuevo, democrático y que incorpore toda la ciudad de Matamoros. Los trabajadores no pueden dejar que el control de estas organizaciones caiga en manos de burócratas sindicales, abogadas vinculadas a Morena o agentes del Gobierno federal.

Los trabajadores mexicanos tienen poderosos aliados: sus hermanos y hermanas de clase por toda América del Norte e internacionalmente. Es precisamente hacia estos millones de obreros que deben dirigirse sus apelaciones.

Un trabajador de GM en Detroit expresó su apoyo a los trabajadores de Matamoros al Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS: “Me siento orgulloso de ellos allá abajo. Están teniendo un impacto. Provocarán una reacción en cadena. No me importa si toda la industria se paraliza… Tiene que comenzar por alguna parte y ese es un lugar perfecto. Necesitamos establecer un camino para unirnos en todo el mundo como una sola fuerza”.

Stephen Townsend, un extrabajador automotriz en International Harvester, escribió una carta abierta al Quad-City Times de Iowa en apoyo a la rebelión en Matamoros contra “las empresas y los sindicatos que, como también ocurre aquí, actúan como una policía industrial”. Luego señala en términos inequívocos: “A los trabajadores en Estados Unidos les han planteado que tomen una decisión. Aférrense al nacionalismo que nos ha encadenado o únanse con sus hermanos y hermanas en busca de justicia en todas partes”.

Nick, un trabajador de Fiat-Chrysler en Detroit y miembro del Comité Directivo de la Coalición de Comités de Base, invitó a los trabajadores en Matamoros y toda América del Norte a unirse a la manifestación organizada por este comité, en frente de las oficinas centrales de General Motos en Detroit y en oposición a los despidos masivos y cierres de planta anunciados por la empresa.

“Nos apegamos a la postura asumida por nuestros valientes hermanos y hermanas obreros en México”, dijo Nick. “Estamos llevando a cabo la manifestación del 9 de febrero para ayudar a crear puentes y unir a la fuerza laboral global en nuestra causa común contra la explotación, la opresión y la tiranía de las empresas automotrices y de sus ‘socios’ sindicales que actúan como una oposición controlada. Derribemos juntos las falsedades de separación y las fronteras imaginarias y luchemos como una sola clase obrera para lograr un mundo mejor a través de nuestros esfuerzos”.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 23 de enero de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.