Los maestros de Oakland en segunda baja colectiva por “enfermedad”, llaman a una huelga estatal junto con los maestros de Los Ángeles

por Jonathan Burleigh
21 enero 2019

En una demostración de iniciativa independiente y desafío al proceso de negociación del contrato patrocinado por el estado, cientos de maestros de Oakland faltaron a clases este viernes aduciendo estar “enfermos”. La mayoría de los maestros de nueve escuelas se presentaron enfermos en las líneas de piquetes fuera de Oakland Technical High School, donde los estudiantes y miembros de la comunidad se unieron a ellos en solidaridad.

La multitud de más de 500 personas marchó dos millas por Broadway Avenue y se reunió frente a las oficinas centrales del Distrito Escolar Unificado de Oakland (OUSD) en el centro de la ciudad, exigiendo fondos completos para la educación, un aumento en el salario de los maestros y la detención de todos los cierres de escuelas.

Parte de la manifestación en Oakland

La acción es parte del creciente aumento internacional de la clase trabajadora en 2019. Se lleva a cabo mientras más de 30,000 docentes están huelga en Los Ángeles, más de 70,000 trabajadores mexicanos de “maquiladoras” participan en una huelga “salvaje” en abierto desafío a su sindicato. Además, una huelga general de 700,000 trabajadores del sector público está sacudiendo a Túnez, y mientras los manifestantes del "Chaleco amarillo" en Francia se preparan para su décima semana de enfrentamientos con la policía francesa y el aparato estatal.

Estas luchas son una continuación y profundización de las luchas militantes que tuvieron lugar en 2018, incluidas las huelgas “salvajes” organizadas por los propios docentes en West Virginia, Arizona, Oklahoma y otros estados de los Estados Unidos.

En casi todas las luchas importantes de la clase trabajadora en el período reciente, los trabajadores se han organizado independientemente de los sindicatos, que han servido para reprimir la lucha de clases a nivel mundial durante décadas. Los maestros de Oakland han estado trabajando sin contrato desde julio de 2017 y han empezado a tomar una iniciativa independiente, con el llamado de estar “enfermos” de ayer más que triplicar el número de escuelas y maestros que participaron en la última baja “médica" de diciembre.

El distrito escolar intentó sin éxito intimidar a los maestros para prevenir la acción de los maestros, y dos funcionarios del distrito enviaron un breve correo electrónico el martes que la calificó de "ilegal" 12 veces. Una parte dice: "cualquier baja por enfermedad, abandono del trabajo o huelga llevada a cabo durante este tiempo es ilegal y los empleados están sujetos a consecuencias por su participación". La carta también amenaza que los maestros "estarán sujetos a medidas disciplinarias y perderán el pago por el tiempo perdido.”

En otro correo electrónico oficial enviado la noche del jueves, la superintendenta de OUSD, Kyla Johnson-Trammell, declaró abiertamente que cualquier aumento salarial garantizado por los maestros será compensado por recortes presupuestarios, incluidos los despidos. Ella escribió: “Cada aumento de uno por ciento que reciben los maestros equivale a $1.9 millones adicionales por año en costos para el distrito por salarios y beneficios adicionales. Cuando agregamos a todos los empleados representados, como el personal de apoyo y otros, los costos aumentan a alrededor de $3.5 millones por cada aumento del 1 por ciento”. Más adelante, el correo electrónico establece que "para pagar los aumentos de los salarios de los empleados, se harán reducciones adicionales en otras áreas de ser necesario”.

La asociación de maestros de la Asociación de Educación de Oakland (Oakland Education Association, OEA), afiliada local de la Asociación de Maestros de California (California Teachers Association, CTA) y la Asociación Nacional de Educación (NEA), se ha limitado a las demandas más leves en las negociaciones, incluido un aumento salarial del 12 por ciento durante tres años y reducciones en el tamaño de las clases de dos estudiantes durante dos años. El distrito ha propuesto un aumento del cinco por ciento durante tres años, sin reducciones en el tamaño de las clases y aumentos de casos para los maestros de educación especial.

Después que la superintendenta del Condado de Alameda, Karen Monroe, exigió casi $60 millones en recortes presupuestarios en los próximos dos años para evitar la administración estatal, y se reveló que la Junta Escolar planea cerrar o fusionar aproximadamente un tercio de las escuelas de OUSD en los próximos cinco años, el sindicato no planteó ninguna demanda para detener los cierres de escuelas o recortes presupuestarios. En cambio, Monroe fue invitado a hablar en un mitin patrocinado por la OEA el fin de semana pasado, junto con la demócrata estatal Nancy Skinner, quien votó por presupuestos de austeridad que recortaron más de 20 mil millones de las escuelas públicas de California en 2008, 2009 y 2010.

Los maestros de Oakland que apoyan el llamado del World Socialist Web Site para formar comités independientes de base distribuyeron cientos de copias de la reciente declaración del Boletín de Maestros de WSWS, "Una estrategia de lucha para los maestros de California", que fue recibid con gran interés por los maestros en la manifestación.

Maestros, estudiantes y miembros de la comunidad expresaron un acuerdo completo con el llamado a una huelga estatal para llevar adelante la lucha tanto en Oakland como en Los Ángeles.

Tara, una maestra de OUSD que estaba presente con su hija, dijo: "Estoy aquí porque no tengo que irme de Oakland, no puedo pagar la renta cada vez mayor y también estoy aquí por nuestra juventud. Necesitamos clases reducidas. Estos recortes afectan a la juventud más marginada”.

Tara con su hija

Al preguntársele sobre la demanda de una huelga en todo el estado, Tara declaró: “La apoyo totalmente. Es un movimiento en crecimiento, no solo a nivel estatal sino a nivel nacional. Debemos despertar y ser conscientes del gasto corporativo y de la agenda multimillonaria y millonaria detrás de esto. Están empaquetando un producto para vender ahora, y tenemos que luchar. Queremos proteger la educación pública, y yo apoyo la educación universal y la atención médica universal, que son derechos humanos”.

Decenas de estudiantes se unieron a sus maestros para el piquete, la marcha y la manifestación. Mahlet, estudiante de último año de Oakland Technical High School, dijo al WSWS: "Estoy aquí para apoyar a nuestros maestros. Muchas de nuestras clases no tienen libros de texto y eso no es justo. Nuestros maestros merecen que se les pague mucho más por todo el trabajo que hacen fuera de la escuela. Deberían recibir un salario suficiente para vivir donde trabajan”.

Ella comentó: "Nuestras prioridades no son correctas. Todo el dinero que gastamos en las cárceles, en cada recluso en lugar de en cada estudiante, es un gran problema”.

Meka, Meti y Mahlet, estudiantes de Oakland Tech

Al hablar de la necesidad de unificarse con los maestros de Los Ángeles, Meka dijo: “Creo que una huelga estatal es probablemente lo mejor que se puede hacer para que todos los maestros del estado se solidaricen entre sí. Creo que la Junta Escolar de OUSD tiene una historia de no seguir realmente lo que piden los maestros, por lo que si todos en California hacer frente juntos, será más probable que presten atención”. Mahlet agregó:" Creo que vería un montón de estudiantes al lado de sus maestros en huelga, eso también sucediera”.

También se unió a sus maestros de MetWest High School, Ryan, quien declaró: “Al respecto los cierres de escuelas, solo empeorará la situación y hará que las escuelas que permanecen abiertas estén más abarrotadas. Los estudiantes cuyas escuelas cierran se mudarán a otra escuela más lejos o simplemente abandonarán por completo. Dondequiera que vayan, no habrá suficientes recursos para atenderlos”.

Estudiantes de secundaria Donna, Jenie, Amy y Ryan

Su amiga Donna, una estudiante de Oakland High School, dijo: "Oakland y LA deben unirse para llamar la atención a nuestro estado. Una huelga en todo el estado demostraría que estamos hablando en serio”.

Rachel, profesora de ilustración en Skyline High School con dos años de experiencia en Oakland, declaró: "Los bajos salarios, los recortes presupuestarios y los cierres de escuelas en Oakland son una mierda absoluta".

Rachel con dos de sus estudiantes

Ella apoyó firmemente el llamado a una huelga en todo el estado, declarando: “Definitivamente, apoyo una huelga en todo el estado porque estos son problemas estatales y recibimos gran parte de nuestros fondos del estado. Si todos pudiéramos unirnos y luchar colectivamente, entonces tal vez podríamos obtener más fondos estatales. Todos sabemos, obviamente, que OUSD tiene un enorme déficit financiero, que es muy real. Entonces, si el estado realmente proporcionó los fondos que el distrito necesita, tal vez podrían financiar a nuestros maestros y programas y salir del déficit”.

Muchos maestros hablaron de manera muy crítica sobre el ataque en curso contra la educación pública y la necesidad de un movimiento más amplio de la clase trabajadora para combatir el impulso hacia la privatización.

Un profesor del programa AmeriCorps que deseaba permanecer en el anonimato por temor a represalias le dijo al WSWS: "Soy profesor de matemáticas. Cuando dicen: 'No hay dinero', eso no es cierto y me complace ayudarles a hacer los cálculos”. Continuó: "Si Trump está cerrando al gobierno por $ 5.1 mil millones para financiar el muro, el verdadero cierre debería ser para nuestras escuelas y que el dinero debe estar financiando nuestras escuelas. En su lugar, están financiando cárceles; ¿Cuántas prisiones más hemos abierto? Gastan más en las cárceles que en los estudiantes”.

Señaló: “Todo esto tiene que ver con el capitalismo y la forma en que manejamos nuestro país. Si el gobierno quiere mantener la brecha entre los ricos y los pobres, entonces están haciendo un muy buen trabajo".

David

David, un maestro en Life Academy con seis años, criticó el tuit de la presidenta de AFT Randi Weingarten la semana pasada sobre la inminente huelga de maestros en Los Ángeles, en la que escribió: "No se trata de una ola de huelgas, esta es una lucha específica para los niños y las escuelas públicas de los Ángeles".

David declaró: “Estoy totalmente en desacuerdo con que esto sea un problema local. No hay tal cosa como un problema local en este estado o país. Si lo dejamos por cuestiones locales, seguiremos viendo a los maestros de Oakland con fondos insuficientes y subvalorados, y los maestros de Los Ángeles con fondos insuficientes y subvalorados, simplemente va a ser un problema que continúa. A menos que haya una acción estatal, nada cambiará. Me encantaría ver una huelga en todo el estado, y creo que deberíamos tener una”.

David también comentó sobre la necesidad de una lucha social más amplia para garantizar los derechos de la clase trabajadora, y dijo: "Todos estamos luchando por un tamaño de clase más pequeño y un mayor salario para los maestros, pero la realidad es que a menos que las cosas cambien drásticamente en cómo se distribuye la riqueza, no solo aquí en Oakland, sino a nivel estatal, nacional y global, entonces habrá luchas por las necesidades, incluyendo las más básicas ".

(Publicado originalmente en inglés el 19 de enero de 2019)