Asamblea pública en Detroit decide organizar una lucha contra los cierres de planta en General Motors

por Will Morrow
13 diciembre 2018

Una reunión pública celebrada ayer por la tarde en Detroit, convocada por el Boletín del Trabajador Automotor del World Socialist Web Site, decidió organizar una contraofensiva contra el cierre previsto de cinco plantas de la General Motors en los Estados Unidos y Canadá y el despido de 15.000 trabajadores.

La reunión fue la única convocada para resistir a los cierres de planta en GM, contra los cuales la United Auto Workers (UAW) y el sindicato homólogo canadiense, Unifor, han dejado claro que no harán nada para oponerse. Una década después de la crisis finánciera global de 2008 y la bancarrota forzada de GM y Chrysler durante la administración de Obama, la reunión le dio voz a la creciente determinación de los trabajadores a luchar, por todo Estados Unidos y a nivel mundial.

Asistieron trabajadores de la planta de GM Detroit-Hamtramck, cuyo cierre está previsto, así como de plantas de la Ford, de Fiat Chrysler y de GM de todo Michigan. Un grupo de trabajadores automotores vino de Indiana en un coche compartido. También estuvieron presentes trabajadores de otras industrias y estudiantes universitarios. Shannon Allen, una trabajadora de Amazon de Haslet, Texas, se subió al estrado del orador y se dirigió a los presentes.

Al final, los asistentes votaron por unanimidad adoptar una resolución exigiendo la formación de “comités de base independientes de la UAW, de Unifor y de otros sindicatos, en todos los lugares de trabajo y barrios afectados, para organizar la resistencia a los cierres de planta”.

Jerry White plantea la resolución en la asamblea

La asamblea estuvo presidida por Lawrence Porter, el vicesecretario nacional del Partido Socialista por la Igualdad (de los EUA). El informe de apertura que introducía la resolución fue ofrecido por el editor para temas laborales del WSWS, Jerry White. “Lo que se discute hoy es: ¿cuál es la vía a seguir?”, dijo White. “¿Cómo hacemos avanzar la iniciativa independiente de los trabajadores? Los sindicatos no lucharán, de modo que los trabajadores tienen que organizar nuevas formas de lucha, comités independientes... para movilizar a todos los trabajadores para defender el derecho al empleo, a la sanidad, a la educación pública, a la jubilación”.

“Se están trazando las líneas de batalla”, declaró. “Todo el establishment político se está alineando contra los trabajadores de la industria automotriz... No tenemos que confiar en ninguno de los dos partidos controlados por las corporaciones. Todos ellos nos están diciendo que son los chinos, que son los mexicanos, que son los inmigrantes”. La concurrencia aplaudió mientras White concluía: “No. Es el capitalismo. Es un sistema que subordina los derechos y las necesidades de todos los trabajadores a las ganancias de los ricos”.

El informe fue seguido por una discusión viva, con poderosas contribuciones de trabajadores automotores que expresaban su determinación a contraatacar y su hostilidad generalizada a la UAW, el sindicato alineado a la patronal.

Una trabajadora de Ford de Dearborn describió su experiencia con el contrato de concesión de coches de 2015, que la UAW impuso mediante una combinación de mentiras e intimidación, con acusaciones generalizadas de pucherazo. “Los empleos se veían amenazados y la gente tenía lágrimas en los ojos”, dijo. “Cada representante sindical allí dijo primero que el contrato era malo. Entonces apareció Jimmy Settles [el vicepresidente de la UAW para Ford] y de reprente … de lo peor del mundo pasó a ser lo mejor, de la noche a la mañana... Eso nos dio a entender que nuestro sindicato no nos defiende. No están velando por nuestros intereses”.

“Estuvimos intentando reunirnos por fuera de las reuniones del sindicato, fuera del trabajo, para así juntarnos y adoptar resoluciones y encontrar soluciones. Pensamos, si yo no entiendo algo del contrato, puede que esta persona sí, así que nos juntamos y lo analizamos nosotros mismos, para tener un mejor conocimiento y hacer las cosas por nuestra cuenta. El sindicato está perdido; no es lo que mi abuelo decía que era”.

Un trabajador de Chrysler tildó a la UAW de “oposición controlada” contra los trabajadores, donde “cada concesión no es nada más que un aspecto de desgaste en su guerra”. Añadió, “Si los trabajadores no se unen a nivel internacional, y tenemos la cantidad suficiente, entonces perderemos esta batalla”.

El trabajador preguntó si “a los obreros que formen esos comités de base se les permitirá utilizar el WSWS como una herramienta de comunicación, como una voz y educador único. Y ¿el Partido Socialista por la Igualdad brindará el liderazgo para que podamos proseguir y funcionar a un nivel estratégico? Porque eso podemos hacerlo desde ya a un nivel operativo”.

Un trabajador de Chrysler que antes había trabajado para la General Motors y que se crió en Flint, dijo: “GM no acaba de empezar esto ahora. Llevan años haciéndolo. Tengo a la GM en mi ADN. Esto es todo lo que había en Flint. Vinieron y le arrebataron el latido a la ciudad. Si vas ahí ahora me toca el corazón porque yo no pude volver a mudarme allí. No pude criar a mis hijos. Algo hay que hacer con esas grandes corporaciones que les arrancan el corazón a estas comunidades”.

Otro trabajador de Fiat Chrysler observó que “hace no mucho la UAW empezó a sacar de nuestra nómina los fondos de huelga. Todos pensamos que era raro que estuvieran haciendo eso”. Preguntó si “hay algo que podamos hacer para que nos devuelvan los fondos”. Añadió que “apoyaba completamente esta resolución. En nuestra planta tenemos cientos de trabajadores del segundo nivel. Ellos [los de la UAW] nos han dividido para que no tengamos adónde ir”. Exigió una lucha unida entre los trabajadores de todos los niveles.

La trabajadora de Amazon Shannon Allen habla ante la asamblea

Durante la discusión, fue presentada la trabajadora de Amazon Shannon Allen a la asamblea con una proyección de su vídeo, en el que ella se oponía a los intentos del demócrata Bernie Sanders de usar sus vídeos para promocionar sus maniobras políticas y exigió una lucha unida por parte de los trabajadores de Amazon y los trabajadores en general a nivel internacional.

“Ha habido empleados que murieron en Amazon, y nadie sabe siquiera que han muerto, porque nos ponen muy lejos a unos de otros, no quieren que hablemos entre nosotros”, dijo Shannon. “No quieren que nos juntemos y comparemos experiencias”.

Señalando hacia la unificación objetiva de Amazon y los trabajadores automotores, Shannon dijo, “Distribuimos muchas partes de coche mediante Amazon. No os puedo decir cuántos frenos y cilindros he recogido y contado en mis cestas. La clase trabajadora, tenemos que unirnos”. Los trabajadores automotores aplaudieron mientras ella declaraba: “Sin vosotros no hay nosotros, y sin nosotros no hay vosotros”.

Shannon añadió, “Tendría que haber un sitio web donde la clase trabajadora [se uniera], no solo yo, no solo los trabajadores de la GM, no solo Ford o Chrysler, sino también docentes, trabajadores de Walmart, trabajadores de McDonald's, trabajadores de Dollar General”.

E iba terminando, con otro estallido de aplausos: “Somos los que hacemos que funcione el mundo. No son los Jeff Bezoses del mundo, ¡somos nosotros! Son nuestras espaldas las que se nos van en ello. Son nuestras piernas, nuestros pies, nuestras muñecas, nuestra [salud] mental. Tenemos que ponernos de pie. Tenéis que hablar con vuestros compañeros de trabajo y decir lo que pensáis porque esa es la única manera de que alguna vez se haga algo. Por eso hace mucho tiempo decidí decir lo que pienso”.

Durante la discusión, la asamblea escuchó los saludos del director de la Junta Editorial Internacional del WSWS David North, quien estaba hablando online desde Nueva Zelanda durante una gira internacional en la que está dando charlas públicas conmemorando el 80 aniversario de la fundación de la Cuarta Internacional en 1938. También se dirigió a la asamblea Joseph Kishore, el secretario nacional del Partido Socialista por la Igualdad. Alex Lantier, el secretario nacional del Parti de l’égalité socialiste (Partido Socialista por la Igualdad) de Francia, habló online sobre las manifestaciones explosivas de los “chalecos amarillos” que han estado sacudiendo al país durante un mes.

“La clase trabajadora”, dijo Kishore, “es la fuerza social más poderosa del planeta, pero necesita organización y perspectiva política”. Explicó el papel de los partidos de la clase dirigente en intentar dividir a los trabajadores, situación en la que los demócratas promocionan las políticas de raza y género y la administración Trump persigue culpar de todos los problemas sociales a los inmigrantes y los refugiados.

La reunión vota la resolución por unanimidad

North comentó que “lo que realmente está detrás de esta asamblea es el fracaso global del sistema capitalista”. Señalando hacia la significación del 80 aniversario de la fundación de la Cuarta Internacional, comentó los paralelos entre esa época y la situación a la que se enfrenta hoy la clase trabajadora. “Era una época en la que la clase trabajadora estaba buscando resistir contra el sistema luchando”, dijo. “Pero el gran problema con el que se confrontaba la clase trabajadora en los años '30 era el de la dirección revolucionaria... La traición de las viejas organizaciones llevó a una situación en la que dominaba el fascismo y, en última instancia, estalló la guerra, lo que tuvo consecuencias catastróficas”.

“La tarea con la que nos confrontamos ahora es la creación de una nueva dirección”, continuaba North. “Se dijo mucho esta tarde sobre las traiciones de la UAW y los sindicatos. Todos sabemos que es así. Pero no basta con señalar la traición de otras organizaciones. Lo que tenemos que asumir es qué significa construir otra dirección. Esa es nuestra responsabilidad. En la medida en la que entendemos que las viejas organizaciones no hablan de ninguna manera por la clase trabajadora, tenemos una responsabilidad tanto mayor de ocupar el lugar de las organizaciones que han sido incapaces de brindar a la clase trabajadora el camino a seguir”. Emplazó a los trabajadores allí presentes a sacar las conclusiones de la discusión y a unirse al Partido Socialista por la Igualdad.

Después de la asamblea, muchos trabajadores se quedaron a debatir y a comprar literatura de la editorial Mehring Books.

(Publicado originalmente en inglés el 10 de diciembre de 2018)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.