El Dow cae otros 560 puntos

El Wall Street Journal prevee una possible “estampida” bursatil

por Nick Beams
11 diciembre 2018

La venta masiva en Wall Street continuó el viernes, y el Dow terminó el día abajo 560 puntos. La nueva caída se produjo en medio de crecientes preocupaciones sobre el impacto del arresto de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, en el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, el crecimiento económico mundial más lento y la intensificación del conflicto de clases como lo demuestran los eventos en Francia.

Al informar sobre la venta masiva, el Wall Street Journal dijo que la "retirada" de las acciones estadounidenses "se convirtió en una estampida el viernes, con importantes índices sufriendo caídas de más del 4 por ciento en la semana y su peor inicio en el mes de diciembre desde 2008.”

El día anterior, el periódico había tratado de impulsar los mercados, siguiendo una caída de 784 puntos en el Dow en las primeras horas de negociación, al publicar un informe en la primera página que la Reserva Federal de los EUA estaba considerando posponer el incremento de la tasa de interés del próximo año. Esto produjo un de repunte con los mercados perdiendo solo 80 puntos por el día.

El viernes, los índices Dow y S&P 500 abrieron con ligeras ganancias, pero luego se movieron rápidamente hacia territorio negativo, con el Dow cayendo más de 660 puntos en un momento. En el transcurso de la semana, el Dow terminó con una caída del 4.5 por ciento, el S&P 500 con un 4.6 por ciento menos y el Nasdaq un 4.9 por ciento.

La mayor caída en el Nasdaq refleja la fuerte caída en las acciones tecnológicas, que se ha visto gravemente afectadas por la profundización del conflicto comercial entre Estados Unidos y China debido al impacto que podría tener tanto en las cadenas de suministro como en los mercados globales de las empresas.

En un informe sobre la desaceleración del mercado, el Financial Times señaló el "impulso bajista" y la aparición del llamado "cruce de la muerte" en el gráfico del índice S&P 500, ya que su promedio móvil de 50 días cayó por debajo de su promediado móvil de 200 días.

Al comentar sobre la confianza del mercado en el Wall Street Journal, Erik Davidson, director de inversiones de Wells Fargo Private Bank, dijo: “La lista de preocupaciones es muy, muy larga en estos días. "Los inversores están preocupados por algo en todo momento, ya sea el acuerdo comercial con China, el Brexit, la curva de rendimiento invertido o la política monetaria".

El factor principal en la desaceleración del mercado de esta semana ha sido el tema de las relaciones económicas entre Estados Unidos y China y la posibilidad de que el resultado de las conversaciones entre el Presidente de los Estados Unidos Trump y el Presidente de China, Xi Jinping, celebrada al margen de la cumbre del G20 el sábado pasado por la noche, es en el mejor de los casos es un temporal y muy frágil cese al fuego en la guerra comercial entre ambos países.

El Dow aumentó en 300 puntos el lunes después de los tweets positivos de Trump sobre el resultado de las discusiones. Pero el repunte rápidamente se revirtió cuando los informes divergentes de las autoridades estadounidenses y chinas cuestionaron esa evaluación, y el Dow se hundió 800 puntos el martes.

A esto le siguió una caída adicional de 784 puntos el jueves por la mañana tras la noticia de que Meng Wanzhou había sido arrestada durante una escala en el aeropuerto internacional de Vancouver y que el Departamento de Justicia de los EUA buscaba su extradición para enfrentar cargos relacionados con la violación de las sanciones impuestas por UUA a Irán.

Los detalles de esos cargos se revelaron en una audiencia en la corte ayer, en la que las autoridades canadienses o estas actuando en nombre de sus homólogos estadounidenses alegaron que Meng había cubierto de manera fraudulenta el control de Huawei de una compañía llamada Skycom que estaba haciendo negocios en Irán.

El fiscal canadiense, John Gibb-Carsley, dijo que Meng había engañado a las autoridades financieras sobre la conexión entre Huawei y Skycom cuando las sanciones de Estados Unidos estaban en operación contra Irán. Meng, afirmó, que había dicho que no había ninguna conexión, cuando en realidad Huawei y Skycom eran la misma compañía. "Este es el quid... del presunto fraude", dijo.

Meng fue miembro de la junta de Skycom, una compañía basado en Hong Kong, entre 2008 y 2009. Pero el abogado de Meng, David Martin, dijo que "no había pruebas" de que Skycom era una subsidiaria de Huawei durante el tiempo en que se produjo la supuesta violación de las sanciones. Era una subsidiaria, pero se vendió en el 2009, y la afirmación de que Meng estaba involucrada en un fraude sería "muy disputada".

La acción contra Meng y Huawei es el resultado de una larga investigación realizada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y Gibb-Carsley dijo que la orden de detención de Meng fue emitida por un tribunal de Nueva York el 22 de agosto de este año. Fue ejecutado en el aeropuerto de Vancouver el sábado pasado en el momento en que Trump estaba en conversaciones con Xi.

Existe incertidumbre sobre quién sabía qué mientras se llevaban a cabo las conversaciones y si Trump había sido avisado. Sin embargo, el asesor de seguridad nacional del presidente, John Bolton, quien estaba a cargo de los arreglos de los debates de los Estados Unidos, dijo el jueves a National Public Radio que sabía de antemano la solicitud a Canadá para detener a Meng.

Dijo que la conducta de las compañías chinas, y especialmente de las compañías de tecnología, que los Estados Unidos afirman robaron la propiedad intelectual y realizaron transferencias forzadas de tecnología de compañías estadounidenses que hacen negocios en China, fue un tema clave."Huawei es una compañía que nos preocupa", dijo. "Hay otras también."

El movimiento contra Huawei es una indicación más de que para las secciones claves del establecimiento político y de seguridad nacional de los EUA, el conflicto con China no se debe principalmente al comercio, sino al impulso para evitar que expanda su base tecnológica e industrial.

Esta es la razón por la cual, durante los últimos siete meses, los acuerdos tentativos para avanzar hacia una resolución de los conflictos comerciales se han roto casi tan pronto como se hicieron. En mayo pasado, un acuerdo en el que China incrementó sus importaciones desde EUA., que el secretario del Tesoro de EUA, Steven Mnuchin, dijo que había suspendido la guerra comercial, se anuló unos días después.

Ahora, a solo unos pocos días de las últimas conversaciones de Trump-Xi, cualquier posibilidad de un acuerdo parece haberse esfumado. Esto se debe a que la acción contra Meng y Huawei confirmará la opinión de Beijing de que no hay base para ningún acuerdo porque el objetivo central de EUA es detener el desarrollo de China en áreas cruciales de alta tecnología.

Mientras el conflicto entre Estados Unidos y China fue la razón central de la turbulencia del mercado esta semana, otros factores importantes han estado en juego.

El acuerdo alcanzado ayer en la reunión de la OPEP para reducir la producción de petróleo produjo un aumento en el precio. En la mayoría de las condiciones, esto habría provocado un aumento en Wall Street, pero no en esta ocasión debido a la preocupación de que el exceso de oferta de petróleo en los últimos dos meses es el resultado de una desaceleración de la economía mundial.

También hay otro proceso a más largo plazo trabajando. El aumento en los mercados financieros, y por encima del aumento en Wall Street desde el punto más bajo de marzo 2009, el mercado alcista más largo de la historia, se ha basado en la supresión de la lucha de clases por parte de la burocracia sindical. Pero ahora se está rompiendo, como lo demuestran las manifestaciones en curso de "chalecos amarillos" en Francia, que se realizan fuera del control y en oposición a los sindicatos, junto con la creciente ira entre los trabajadores estadounidenses en la última ronda de cierres de plantas.