El Día de Acción de Gracias en Estados Unidos

23 noviembre 2018

A fin de transmitir una imagen más viva y profunda de la vida moderna, novelistas estadounidenses como John Dos Passos —El paralelo 42 (1930), 1919 (1932), El gran dinero (1936)— incluían extractos noticiosos, titulares, anuncios y canciones populares en sus obras. Esperamos que las siguientes citas den una sensación de la realidad estadounidense este Día de Acción de Gracias de 2018.

*****

“No hay muchos aspectos negativos en una economía estadounidense que tararea”. (Wall Street Journal)

“En sus días libres de su trabajo de $7,50 por hora como cocinero en el restaurante Chicken Hut en Riverdale, Ga [estado de Georgia], Laugudria Screven Jr., de 23 años, viaja m ás de 40 kilómetros a través de Atlanta para vender plasma. Al ofrecer su brazo a la aguja de un técnico de laboratorio dos veces a la semana a $50 por inyección, apenas recauda lo suficiente para pagar su renta mensual de $360.

“Pero donar plasma le sale caro al cuerpo de Screven, dejándolo mareado y débil. Incluso con los ingresos extra, dice que a veces no le alcanza para comer más de una vez al día. A menudo, llega a casa y no encuentra más que mostaza, kétchup y mantequilla de maní en el refrigerador.

‘Vendo mi sangre para pagar mis cuentas’, dice, sobándose el brazo mientras espera un bus en East Point, Ga. ‘Es un tanto jodido. Si me pagaran un salario justo, no tendría que pasar por esto’”. (Los Angeles Times)

“Contando con más de 40 hectáreas en Newport, Rhode Island, el Castle Hill Inn, una propiedad de Relais & Châteaux, les ofrece a sus huéspedes un Día de Acción de Gracias clásico de Nueva Inglaterra. El chef Lou Rossi —graduado de Per Se, una escuela neoyorquina de tres estrellas Michelin— exhibe la cosecha local con entradas como almejas finas nativas, ostras Matunuck y camarón blanco helado, además de pavo de la granja Helger horneado con hierbas y servido con una salsa gravy de salvia y salsa de arándanos, y una selección de pasteles, repostería y tartas. El hotel también ofrece un spa, el Retreat en Castle Hill de Farmaesthetics, y tiene una selección de cuartos románticos y rústicos, y chalés disponibles por la playa, con vista a la bahía y una colina del mismo nombre". [Un cuarto en la Casa de Playa Superior cuesta $1.091,45 por noche con impuestos y tarifas.] (Town & Country)

“Cientos de personas necesitas hicieron fila en la calle Bleecker, en el centro de Utica [estado de Nueva York], para recibir una comida gratis del Día de Acción de Gracias para que la puedan preparar con sus familias. … Este año se donaron aproximadamente 700 comidas, un aumento de 200 comparado con el año pasado. En Utica, una de cada tres personas vive en la pobreza, según DataUSA”. (WKTV)

“A pesar de que la economía esté relativamente bien, los comedores locales están viendo aumentos de dos dígitos en el número de residentes que sufren de hambre. Los comedores en Des Moines [estado de Iowa] normalmente esperan un aumento de aproximadamente 3,5 por ciento cada mes, en comparación con el año previo. Pero, durante los últimos seis meses, ese aumento se ha más que triplicado en el área metropolitana, según la reverenda Sarai Schnucker Rice, directora ejecutiva del Consejo Religioso del Área de Des Moines, el cual administra una red de 14 comedores locales”. (Des Moines Register)

“Mientras que se cree que las principales ciudades, como Dayton [estado de Ohio], contienen los hogares con mayores dificultades, varios de los suburbios de esta “ciudad de las gemas”, en realidad le hacen competencia. Miles de familias alrededor del valle Miami no están necesariamente en pobreza, pero aun así están teniendo dificultades para mantenerse a flote financieramente, según un reporte de United Way”. (Dayton Daily News )

“Tres familias con riquezas dinásticas —los Walton, Koc h y Mars— han visto su riqueza aumentar 6.000 por ciento desde 1982. Mientras tanto, la riqueza promedio por hogar durante este periodo cayó 3 por ciento. …

“La familia media en Estados Unidos controla apenas $80.000 en riqueza por hogar. La persona más rica de EUA (y el mundo), Jeff Bezos, ha acumulado una riqueza casi 2 millones de veces mayor a esa cifra. La fortuna de Bezos se expandió $78, 5 mil millones este último año a un total de $160 mil millones. Incluso con el aumento reciente del salario a $15 por hora, un trabajador de tiempo completo en Amazon tendría que trabajar 2,5 millones de años para generar esa cantidad de dinero”. (Institute of Policy Studies)

“Se han ido los puestos industriales [en Indianapolis, estado de Indiana] que podían levantar a una familia a la clase media, incluso sin educación terciaria. Aquellos trabajos se encontraban en los barrios citadinos. Ofrecían salarios lo suficientemente altos para costear la casa, enviar a los hijos a la universidad y tener cuentas de ahorros. Y hubo muchísimos de estos trabajos. En su apogeo, la planta de estampado de General Motors empleaba a 5.600 personas, Western Electric tenía 8.000 trabajadores y RCA tenía 8.200.

“Pero en la actualidad, lo que queda de las otrora fábricas rebosantes son terrenos abandonados dispersos —algunos con edificios que se derrumban, algunos con lotes baldíos—".

“Stefanie Bell y Steven Pedrazoli, junto a su hijo de 8 años, Chance, vive esta nueva realidad. Ambos padres han trabajado regularmente, pero la familia no tiene un hogar. Desde abril, viven en el centro Dayspring, en 1537 avenida central.

Bell, una mesera de 37 años, tiene salarios indefinidos porque depende de propinas y un salario de $2,13 por hora que apenas cubre los impuestos. Durante algunos turnos, gana bien en el restaurante Primanti Bros. en el centro de la ciudad. Durante otros, incluyendo el viaje de ida y vuelta de $3,50 en el bus IndyGo, apenas vale la pena llegar. La noche antes de reunirse con el IBJ, Bell obtuvo apenas $30 en propinas, pese a trabajar de 5 p.m. hasta el cierre”. (Indianapolis Business Journal)

“Hay muchas cosas en la vida que uno esperaría que cuesten $150.000, pero probablemente no una cena de Acción de Gracias. Y, aun así, eso es exactamente lo que Old Homestead, una churrasquería neoyorquina, está ofreciendo este año, convirtiéndola en la cena de Acción de Gracias más cara en la historia, superando el récord de $76.000 que cobró el mismo restaurante por la cena el año pasado.

La cena de este año, cuyo precio total de $150.000 es casi tres veces mayor al ingreso promedio de un hogar estadounidense, viene con todos los ingredientes más finos del mundo, además de las llaves de un Maserati Levante de 2018 anidadas en un pavo orgánico criado al aire libre de $135 por libra, cubierto de hojuelas de oro”. (Yahoo Finance)

“Cerca de donde durmió sobre una acera en Salinas [California] el lunes por la noche, David Rodriguez, de 39 años, recibe comidas regularmente en Dorothy’s Kitchen en el barrio chino de Salinas. No ha ido a la fiesta de Acción de Gracias de esta organización sin fines de lucro, pero planea ir ahí por primera vez el jueves.

“Tras nacer y criarse en el valle Salinas, Rodríguez creció yendo a la casa de su abuela cada Día de Acción de Gracias. Sin techo desde el 2012, Rodriguez dice que considera a muchos otros en el barrio chino —una comunidad a menudo sinónimo de pobreza— como su familia. La oportunidad de compartir su tradición de la infancia con su nueva familia significa mucho para él, dijo”. (The Californian)

“La Octava Encuesta de Lectores de Business Jet Traveler ofrece un vistazo interesante a por qué viajan las personas en privado, lo que quieren en sus jets privados, sus destinos, sus acompañantes, sus aviones preferidos y más. … Primero, unas buenas noticias. Si viajar en privado o planear hacerlo es una señal de una economía fuerte, los lectores se sienten sumamente optimistas. Mientras que 45 por ciento de los que respondieron dijo que volaron aproximadamente lo mismo que el año pasado, 22 por ciento dijo que voló más y 8 por ciento que voló mucho más, comparado con 12 por ciento que dijo volar un poco menos y 12 por ciento que voló mucho menos. En el futuro, el 44 por ciento de los lectores de la revista dijo que volarán aproximadamente lo mismo en los próximos 12 meses, 34 por ciento dijo que volará un poco más y 11 por ciento que volará mucho más, comparado con solo 11 por ciento que volará menos”. (Forbes)

“En agosto del año pasado, Destini Johnson prácticamente bailó saliendo de la cárcel después de que terminó ahí por dos meses bajo cargos relacionados con drogas. Se llenó de emoción sobre su nueva libertad y regresar a casa con sus padres en Muncie, Indiana. Incluso habló de planes de encontrar un trabajo.

Ocho meses después, Johnson, de 27 años, estaba en una coma, en silencio excepto por el pitido de las máquinas. Se veía pequeña y pálida, enterrada bajo una telaraña de sábanas de hospital y tubos después de sufrir aproximadamente una docena de infartos cerebrales como resultado su última sobredosis con opiáceos.

“Su madre, Katiena Johnson, permanecía en vigilia en la unidad de cuidados intensivos en el hospital Ball Memorial en Muncie todos los días, preocupada no solo sobre si su hija sobrevivirá y sobre cuan grave fue el daño cerebral, sino sobre cómo pagar la montaña de costos del más reciente y desgarrador episodio de la adicción de opiáceos de Destini. Katiena Johnson dice que su hija está recuperando su consciencia y que ya salió de cuidados intensivos”. (NPR)

“El Día de Acción de Gracias nos recuerda en particular cómo la virtud de estar agradecidos nos permite reconocer, incluso en situaciones adversas, el amor de Dios en cada persona, cada criatura y toda la naturaleza. Contemplemos las razones por las cuales estamos agradecidos en nuestras vidas, por aquellos que nos acompañan y por nuestras comunidades. Nos comprometemos a tratar a todos con caridad y respeto mutuo, esparciendo el espíritu de Acción de Gracias por todo el país y el mundo”. (Proclamación presidencial de Donald J. Trump para el Día de Acción de Gracias, 20 de noviembre de 2018)

“¡Qué EUA sea grande otra vez! ¡EUA ante todo! …

“Hay muchos criminales en la caravana [migrante]. Los detendremos. ¡Los atraparemos y detendremos! El activismo judicial por las personas que no saben nada sobre la seguridad y la protección de nuestros ciudadanos está poniendo a nuestro país en un gran peligro. ¡No es nada bueno!”. (Twitter de Donald J. Trump, 21 de noviembre)

“Algunos vehículos lograron salir a tiempo el día que comenzó el incendio Camp [en el norte de California]. Otros se convirtieron en granadas cuando los alcanzaban las brazas ardientes. Lo peor puede que haya ocurrido en la ciudad llamada Paradise, con aproximadamente 26.000 habitantes. ‘Estaba manejando por la calle Neal y las casas con los establos de caballos ya estaban en fuego—el lado de la calle estaba ardiendo cuando íbamos manejando’, dijo David Cuen, un residente de Paradise que conocí en el campamento de carpas de supervivientes del incendio Camp, en un parqueo de Walmart en Chico. La calle Neal es una de las tres rutas de acceso de Paradise a la carretera 99. Era uno de los pocos caminos para salir: ‘Vi en mi espejo retrovisor, con t é diez carros y el décimo o quinceavo explotó. Las llamas habían sobrepasado a todos los carros detrás de ese. Y los policías estaban haciendo que las personas se fueran en los carros que tenían campo. Entonces, est á s hablando de cuatro o cinco personas en cada carro’. Cuen pasó toda la semana después de escapar el incendio compartiendo una tienda de acampar con su esposa y su familia”. (Slate)

*****

Las enormes dificultades y el profundo sufrimiento popular, por un lado, y la riqueza e indiferencia social casi indescriptibles, por el otro. Dos partidos de la oligarquía empresarial, dedicados a la guerra y la reacción política. Estas imposibles condiciones económicas y políticas deben producir pronto los levantamientos sociales más grandes en la historia estadounidense.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 22 de noviembre de 2018)

David Walsh