Notas sobre la guerra de Trump contra los inmigrantes

El Departamento de Salud y Servicios Humanos perdió cuenta de otros 1.500 niños inmigrantes

por nuestros reporteros
24 septiembre 2018

HS perdió otros 1.500 niños inmigrantes

Por segunda vez este año, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha notificado al Congreso que no puede ubicar a unos 1.500 niños detenidos por las autoridades de inmigración y transferidos a la jurisdicción de HHS para proporcionar la atención necesaria. Los funcionarios del HHS le dijeron al personal del Senado que los manejadores de casos no podían ubicar a 1.488 niños cuando llamaron a centros de colocación y familias de crianza entre abril y junio. La cifra representa el 13 por ciento de todos los niños no acompañados procesados por el gobierno federal durante ese período.

En abril, HHS reveló que había perdido cuenta de 1.475 niños a fines de 2017, parecido a la situación actual. Estos niños también fueron menores no acompañados ubicados con familias de cuidado o agencias de cuidado a través de los Estados Unidos.

"El hecho de que HHS, que colocó a estos menores no acompañados con patrocinadores, desconoce el paradero de casi 1.500 de ellos es muy preocupante", dijo el senador republicano Rob Portman de Ohio, presidente del comité del Senado que supervisa el HHS, afirmando lo obvio. "Muchos de estos niños son vulnerables a la trata y el abuso, y no asumir la responsabilidad de su seguridad es inaceptable".

Un portavoz de HHS afirmó que la mayoría de los niños habían sido ubicados con miembros de su familia, y que estos patrocinadores adultos no habían respondido o no podían ser contactados. No se mencionó que muchos de los "patrocinadores" son inmigrantes indocumentados, que podrían haber sido detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) o haberse mudado para evitar la persecución de ICE. Un funcionario de ICE le dijo al comité que el 80 por ciento de los patrocinadores son ellos mismos indocumentados.

Portman y el senador demócrata Tom Carper están copatrocinando una legislación que otorgaría autoridad y responsabilidad legal a HHS por el bienestar de estos niños, incluso después de haber sido liberados de la custodia. Actualmente, el HHS puede lavarse las manos de los niños una vez que los clasifique como "perdidos", lo que podría ser nada más que un teléfono desconectado.

Fondos desviados de la investigación del cáncer y SIDA para encarcelar a niños inmigrantes

Una carta del 5 de septiembre del secretario del HHS Alex Azar a la senadora demócrata Patty Murray, obtenida y hecha pública por The Hill después de que Yahoo News informará su existencia, revela que el departamento planea reasignar alrededor de $180 millones en fondos de asistencia médica para pagar el detención y procesamiento de niños inmigrantes. Todos los niños inmigrantes detenidos son transferidos por agencias de inmigración a la jurisdicción de HHS.

A pesar de tener esta noticia por más de dos semanas, la oficina de Murray no hizo ningún anuncio público para alertar al público y especialmente a aquellos que se oponen a la persecución de inmigrantes por parte de la administración Trump.

El HHS desea desviar $80 millones de otros programas de apoyo a refugiados y programas de investigación en la Institución Nacional del Cáncer, los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Unos $5,7 millones serán desviados del programa Ryan White VIH-SIDA, que ya ha tenido $16 millones desviados este año. NIH perdería más, $87,3 millones en total, mientras que $16.7 millones serán recortados de CDC, $16,7 de Head Start, $9,8 millones de Medicare y sus operaciones, $13,3 millones del Instituto Nacional del Cáncer y $2,2 millones de programas de salud materno-infantil.

El número de niños detenidos por funcionarios federales y transferidos al HHS se aumentó dramáticamente esta primavera, después de la implementación de la política "cero tolerancia" de la administración Trump, lo que significa que todos los inmigrantes indocumentados, incluidos los que reclaman el estatuto de refugiados, son encarcelados y detenidos hasta su estado sea determinado.

ICE detuvo cerca de 1,500 ciudadanos estadounidenses como "extranjeros"

Un largometraje reportado en Los Angeles Times el lunes por la noche reveló que Davino Watson, el ciudadano estadounidense detenido ilegalmente bajo la custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas durante 1.273 días, estaba lejos de ser el único ciudadano sometido a tan horrible abuso de poder. Más de 1.480 personas detenidas por ICE desde 2012 han sido liberadas después de que se confirmaran sus reclamos de ciudadanía, según cifras de la agencia.

El periódico escribió: "Las víctimas incluyen un jardinero levantado en un estacionamiento de Home Depot en Rialto [California] y detenido durante días a pesar de los intentos de su hijo de mostrar a los agentes el pasaporte estadounidense del hombre; un residente de Nueva York encerrado por más de tres años luchando contra los esfuerzos de deportación después de que un agente federal confundió a su padre con alguien que no era ciudadano de los EUA; y una criada de Rhode Island fue atacada por error dos veces, lo que la obligó a pasar una noche en prisión por segunda vez a pesar de que su esposo le había traído el pasaporte estadounidense a una audiencia en la corte".

La investigación del Times confirmó que no hay presunción de inocencia para los detenidos por ICE, sino todo lo contrario, "una presunción que impregna las agencias de inmigración y los tribunales estadounidenses de que los nacidos fuera de los Estados Unidos no están aquí legalmente a menos que los registros electrónicos demuestren lo contrario". Varias víctimas fueron arrestadas a pesar de estar en posesión de sus pasaportes, y una fue arrestada en dos ocasiones diferentes, cada vez bajo sospecha de ser indocumentada.

Entre los casos detallados se encontraba el de Sergio Carrillo, un jardinero de 39 años nacido en México, que se hizo ciudadano cuando era adolescente en 1994 cuando su madre se hizo ciudadana. Él tiene un certificado de ciudadanía y un pasaporte, que habría sido evidente en cualquier búsqueda por ICE de los bases de datos federales. Fue arrestado en Rialto, California y detenido durante casi una semana.

(Publicado originalmente en inglés el 21 de septiembre de 2018)