Amazon ofrece tecnología para el reconocimiento facial a las agencias de policía para la vigilancia de masas

por Will Morrow
25 mayo 2018

El gigante tecnológico Amazon les está brindando a las agencias policiales y a contratistas privados de inteligencia en los Estados Unidos algoritmos para el reconocimiento facial y el rastreo de imágenes de vídeo para realizar una vigilancia masiva de la población.

El software de inteligencia artificial de Amazon, llamado Rekognition, transforma las imágenes obtenidas por circuitos cerrados de televisión, cámaras policiales portátiles y otras fuentes de vídeo del Gobierno en un ojo omnipresente, que recoge datos constantemente y los analiza en tiempo real utilizando bases de datos de decenas de millones de imágenes de la población. Brinda a las agencias de policía el poder de rastrear el movimiento y las actividades de individuos seleccionados e identificar a individuos en lugares públicos tales como manifestaciones.

El programa fue llevado a la atención pública por un informe publicado por la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) el martes. Lo acompañaba una carta abierta de la ACLU y otros grupos defensores de las libertades civiles al director ejecutivo de Amazon y hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, donde le exigen que Amazon deje de ofrecer ese servicio a las agencias del Gobierno.

Amazon Web Solutions (AWS) presentó Rekognition en noviembre de 2016, vendiéndolo como una herramienta útil para las agencias gubernamentales para “inspeccionar fotos buscando objetos o personas de interés o preocupación”. Un año más tarde, Amazon anunció el añadido de una herramienta de monitorización de vídeos, que “detecta personas” filmadas, “incluso cuando se mueve la cámara y, para cada persona, devuelve una caja delimitadora” alrededor de la cara, identificando “atributos faciales”.

El sitio web de AWS declara: “Para aplicaciones de seguridad pública, esto ayuda a identificar a personas de interés en una colección de millones de caras en tiempo real, permitiendo una prevención del crimen a tiempo y adecuada”. El programa también puede identificar “vehículos con base en el número de la matrícula en imágenes tomadas por cámaras callejeras”.

La compañía también anunció una nueva implementación, la “detección de caras en modo multitud”, que puede identificar 100 caras individuales en una sola imagen. Declara que el programa puede “capturar la demografía” y “analizar sentimientos” basados en el análisis de caras de “fotos grupales, eventos multitudinarios y lugares públicos”. La publicación del blog incluye una imagen adjunta de cientos de personas cuyas caras han sido automáticamente detectadas.

Imagen de ejemplo de Amazon para el programa de reconocimiento en multitudes

La Oficina del Sheriff del condado de Washington en Oregón y la ciudad de Orlando en Florida están en la lista pública de clientes actuales de Rekognition en el sitio web de AWS.

Las operaciones en Orlando fueron descritas en una conferencia de desarrolladores reciente en Seúl, Corea del Sur, por parte del director de Rekognition, Ranju Das. “La ciudad de Orlando es uno de nuestros socios en el lanzamiento”, dijo Das. “Ellos tienen cámaras por toda la ciudad. Las cámaras autorizadas después transmiten los datos. … Analizamos el vídeo en tiempo real [y] buscamos en la colección de caras que ellos tienen”.

Correos electrónicos obtenidos por la ACLU bajo una solicitud de información enviada en enero muestran que los sheriffs del Condado de Washington ya habían introducido el programa en febrero de 2017, a tres meses de su presentación, y lo combinaron inmediatamente con una base de datos de 300.000 fotos de la policía. El condado también creó una aplicación móvil para que los asistentes del sheriff envíen imágenes para su verificación mientras están de servicio.

Otro email obtenido por la ACLU, fechado el 10 de julio de 2017, muestra una solicitud del Centro Fusión de la Red de Evaluación de Amenaza de la Información sobre Terrorismo (TITAN, por sus siglas en inglés) de Oregón para procesar imágenes a través del software Rekognition de la Oficina del Sheriff. Los centros de fusión están bajo el control del Departamento de Seguridad Nacional y coordinan el intercambio de información sobre “contraterrorismo” entre el FBI y los contratistas del Gobierno y privados, estatales y locales.

La lista pública de usuarios del software Rekognition también incluye a los Sistemas de Fusión de Datos ARMED, un contratista privado de inteligencia dedicado al “desarrollo e integración de tecnología de punta para combatir actos de violencia política, terrorismo, actividades de crimen organizado, y amenazas internas”. El sitio web del contratista enumera una serie de servicios, que incluyen la respuesta a “manifestaciones públicas de masas y agitación civil” e identificar a “individuos radicalizados que representen una amenaza inmediata”.

Durante un discurso en la conferencia re:Invent de cuatro días de AWS en noviembre de 2016, el principal científico de datos de Motorola Solutions, Dan Law, promocionó el nuevo software de la compañía desarrollado en conjunto con el programa Rekognition de Amazon. Una demostración en vídeo del software muestra una filmación desde la cámara corporal de un policía que está siendo transmitida en vivo y procesada para identificar a cada persona que se encuentre en la línea visual del oficial en tiempo real. Cuando se identifica a un sospechoso “desaparecido”, llama inmediatamente a todos los oficiales de las cercanías a la escena.

El principal científico de datos de Motorola, Dan Law, presenta la tecnología utilizando el programa Rekognition de Amazon para identificar a individuos en tiempo real con grabaciones de las cámaras corporales de la policía.

La integración de la tecnología de inteligencia artificial, controlada por corporaciones tecnológicas gigantes controladas por oligarcas multimillonarios, en el aparato represivo del Estado capitalista, representa las amenazas más serias a los derechos democráticos de la clase trabajadora.

No es difícil imaginar qué usos se le dará a esta tecnología mientras la oposición siga creciendo en las masas trabajadoras en los EUA y todo el mundo a las políticas de austeridad y de guerra ofrecidas por la élite financiera. Los individuos que participen en manifestaciones contra la guerra van a ser automáticamente identificados y seleccionados. Los agentes de inmigración adquirirán la habilidad de identificar inmediatamente a los inmigrantes seleccionados para ser deportados.

Los trabajadores van a ser sometidos a un nivel cada vez mayor de vigilancia corporativa en las fábricas, en busca de “desobediencia” para reprimir. En un discurso pronunciado el 23 de enero de 2018, el alto gerente de productos de AWS, Venkatesh Bagaria, alardeaba de que Rekognition debería ser adoptado por “fábricas que quieran entender de verdad lo que está sucediendo en la planta”. Para seguir siendo “operativamente eficientes”, dijo, “podrían usar reconocimiento de vídeo para buscar actividades particulares de ciertas personas. Si un trabajador no tiene que estar en una área determinada, pero aparece ahí, lo podrías encontrar con el reconocimiento facial”.

El programa Rekognition de Amazon es solo la más reciente demostración de la integración de las corporaciones tecnológicas gigantes, incluyendo a Google, Facebook y Amazon, en el aparato de inteligencia, policial y militar. AWS de Amazon está albergando un centro de datos de alta seguridad para las 17 agencias de inteligencia estadounidenses que conforman la “comunidad de inteligencia” desde 2013, cuando ganó una licitación de $600 millones para ese contrato.

El pasado abril, una carta al director ejecutivo de Google, firmada por más de 3.000 empleados de Google, exigió que se pusiera fin al “Proyecto Maven” de la compañía, que implica el uso de inteligencia artificial para analizar objetos en filmaciones de drones para el Pentágono y que podría usarse fácilmente para identificar objetivos para asesinatos con drones en Oriente Próximo y África.

Al mismo tiempo, Google y Facebook están ayudando al Gobierno estadounidense a reprimir a la oposición política a esas políticas. Desde abril de 2017, ambos han anunciado medidas, en nombre de la lucha contra las “noticias falsas”, con el objetivo de reducir el acceso a publicaciones socialistas, izquierdistas y contra la guerra.

(Publicado originalmente en inglés el 24 de mayo de 2018)

 

El autor también recomienda:

Google, los asesinatos con drones y el complejo militar, de inteligencia y censura
[21 mayo 2018]